In Partnership with The 74

Qué tipo de escuelas quieren los padres en Pacoima

Esmeralda Fabián Romero | October 24, 2016



gpsn-pacoima-two-parentsLas historias que llevaron a decenas de familias de Pacoima a reunirse en el Foro Educativo de Great Public Schools Now (GPSN) eran diversas, pero el propósito fue el mismo: lograr el éxito académico de sus hijos en sus escuelas.

Por mucho tiempo, esta comunidad, donde el 86% de su población es de origen hispano y obtiene un ingreso promedio menor al promedio en el Condado de Los Ángeles, ha enfrentando la baja calidad de las escuelas públicas en sus vecindarios.

Historias, preocupaciones y retos educativos entre la comunidad de Pacoima:

“Estamos aquí para escuchar sus historias, sus retos y oportunidades, porque queremos asegurarnos que lo que Great Public Schools Now comience a implementar esté enfocado en brindar la asistencia que ustedes como padres y como comunidad aspiran”, dijo Myrna Castrejón, directora ejecutiva de GPSN, quien comenzó el foro compartiendo su propia historia.

“Desde pequeña, creciendo en México supe que la educación era la avenida de las oportunidades que yo buscaba. Emigré a este país a la edad de 17 años, llegué sola para estudiar la universidad. Requirió de mucha lucha y sacrificio”, recordó.

“Ahora tengo un hijo de 11 años que asiste al sexto grado y lo que quiero para él es la oportunidad de que vaya a la universidad, que asista a una escuela que reconozca sus retos así como sus talentos. Que le brinde la oportunidad de realizar grandes cosas. Creo que eso es lo que todos queremos para nuestros niños”, expresó Castrejón.

Ese deseo de que sus hijas vayan a la universidad y superen el historial de educación en la familia, es algo que Reyes Soto y Aurelia López tiene bien definido. La pareja emigró de México, país de donde procede más del 80% de los residentes inmigrantes en Pacoima, hace 15 años.

Tienen dos hijas, que asisten a kínder y segundo grado en una de las primarias chárter de su vecindario, con cuyo desempeño se sienten conformes. No les preocupa tanto el trabajo de la escuela como el que ellos estén haciendo lo correcto. Tienen fija la idea de que irán a la Universidad y no quieren sorpresas.

Cómo asegurar el camino a la Universidad:

“La escuela puede ser buena o mala, lo que importa es cuanto uno les esté ayudando a seguir los pasos correctos para el camino a la universidad”, dijo López, quien se dedica de tiempo completo a cuidar a sus hijas.

“Lo que a mi me asusta es que después nos salgan con que no tomaron las clases adecuadas que necesitaban para poder aplicar a una Universidad. Eso les pasó a mis sobrinos, hijos de otros familiares, y yo no quiero que eso les pase a mis hijas”, afirmó Soto.

Apoyo para estudiantes con necesidades especiales:
Durante las dos horas que duró el foro educativo, lo padres y miembros de la comunidad, se dieron a la tarea de expresar sus principales preocupaciones. Una que destacó fue la falta de apoyo para los que tienen niños con necesidades especiales.

Entre lágrimas que no pudo contener, María Ayala compartió el sufrimiento que representa para ella el que su hijo de 13 años, con retraso mental, y que asiste a la Sepulveda Middle School, no reciba el apoyo de la escuela.

“Los maestros y la administración se quejan constantemente de que habla mucho. Él habla solo todo el tiempo, y es algo que no está en mis manos, ni en las de él. Él necesita ayuda y comprensión, pero en la escuela nadie nos la brinda. No le han dado ni acceso a un psicólogo”, dijo la angustiada madre.

“Quisiera saber que opciones tengo con él, ya que en ninguna de las escuelas que ha ido lo tratan con compasión. Ya no sé a quien mas pedir ayuda, por eso vine aquí”, confesó Ayala.

Desafortunadamente esta madre no esta sola en su problema. Juana Lepe, compartió con los asistentes una historia muy similar. Su hijo asiste al octavo grado en la escuela chárter SFiAM San Fernando Institute for Applied Media, donde ha sido admitido en un plan educativo individualizado (IEP) para brindarle apoyo. Pero según la madre, a la fecha no recibe ni ese ni ningún otro tipo de apoyo.

“Estamos muy preocupados su papá y yo porque mi hijo es abusado todo el tiempo por otros estudiantes que lo acosan, hasta lo golpean. Hemos tratado de abogar por él, pero no nos escuchan”, aseguró Lepe.
“Yo quisiera que hubiera alguien que vigile que las escuelas estén cumpliendo con su deber con este tipo de estudiantes”, suplicó.

Otro caso similar fue el que compartió Alenka Mancilla. Su nieto también es un niño con necesidades especiales. Ella lo adoptó como su hijo desde que este tenía 2 años de edad y ya presentaba ciertas dificultades de aprendizaje y retos con su comportamiento.

“Él fue diagnosticado con trastornos de vinculación y de hiperactividad desde preescolar, tuve que sacarlo de una escuela del distrito porque no lo apoyaban”. Para Mancilla, las escuelas chárter fueron su salvación hasta el día de hoy. “Ahí si me le ayudaron mucho. Tiene un IEP, lo llevo a terapias y ha mejorado mucho”, aseguró.

Su gran preocupación ahora radica en el hecho de que solo le queda un año más en una de las escuelas Fenton Charter Public Schools, donde cursa el cuarto grado. “En un año más se me va a la middle school y ahí todo va a ser mas difícil. Además no conozco una chárter que sea middle school y high school, yo quiero que siga en una chárter para que me le sigan apoyando”, indicó.

Apoyo de los padres con el nuevo currículo académico:

Xitlatli Castro, madre de un estudiante de quinto grado de la escuela chárter Vaughn Next Century Learning Center, expresó su preocupación porque para ella es cada vez más difícil ayudar a su hijo con sus tareas y desearía que las escuelas brindaran asesoría a los padres.

“Yo quiero ayudar a mi hijo con sus tareas y la verdad es que ahora todo es tan diferente. La verdad es que hace mucho que uno fue a la escuela y las cosas se olvidan, y con el nuevo currículo Common Core, es aún más difícil”, dijo la madre.

“¡Google se ha convertido en mi mejor amigo¡ porque todo lo que no sé lo busco ahí. Creo que sería ideal que las escuelas nos dieran ese apoyo a los padres explicándonos como ayudarles mejor a nuestro hijos”, señaló.

Qué caracteriza a esta comunidad:

Rev. Joy Magala de la iglesia St. Marks Episcopal Church opinó, “esta comunidad tiene una gran presencia hispana. La comunidad latina está muy enfocada en la familia, así que si lo que se quiere es que los niños triunfen, debe contar precisamente con este tipo de apoyo”.

Michael González, jefe del Comité Educativo del Concejo Vecinal de Pacoima, resaltó que ama vivir en Pacoima, “por su significado histórico, era el único lugar donde la gente de color podía vivir en la época de la segregaciones raciales bajo los convenios restrictivos, y porque mucha gente destacada ha salido de Pacoima, desde políticos hasta educadores, activistas y artistas”.

Qué creen los padres que pueden hacer para mejorar las escuelas de sus hijos:

• Participar
• Abogar
• Comunicar
• Educarse a si mismos
• Buscar por un ambiente cálido
• Elegir escuelas con buena energía y vibra en los salones de clase
• Buenas relaciones con maestros y administración escolar
• Hablar siempre con otros padres
• Estar involucrado, hacer preguntas
• Buena comunicación con los maestros
• Hacerse voluntario

Datos relevantes:

De acuerdo con GPSN, la desventaja para los niños que asisten a escuelas publicas es significativa. En Studio City un 0% de los estudiantes tienen que asistir a una escuela de bajo rendimiento, mientras que en Pacoima un 33% va a este tipo de escuelas.

Los datos también demuestran que menos de un 20% de los estudiantes en escuelas de bajo rendimiento alcanzaron el nivel de competencia en inglés y matemáticas en el ciclo escolar pasado.

Leer siguiente