In Partnership with The 74

La Prop. 58: Los votantes de California debaten el futuro de la educación bilingüe

Carolyn Phenicie | October 31, 2016



Happy student reading a book in school library

Ciertamente, la Proposición 58 no tiene el perfil más alto entre las 17 preguntas al votante que contiene la balota para votar este Otoño—que probablemente corresponda a las proposiciones para revocar la pena de muerte o legalizar la mariguana.

Ni siquiera es la más reciente entre las proposiciones en el renglón de la educación—que posiblemente sea la Proposición 55, que extendería el impuesto especial al ingreso individual por arriba de $250,000 con un impuesto especial, y que será destinado en su mayor parte a escuelas K-12 del Estado.

Aún así, la pregunta en la balota podría tener un enorme impacto en los más de 1.5 millones de estudiantes que aprenden Inglés en un momento en que la inmigración y  la relación de este país con México han alcanzado un punto álgido.  El resultado del voto potencialmente fundamental está lejos de ser claro, pese al respaldo muy sesgado de los defensores  para el referéndum. (The 74 de Conor Williams: Política Linguistica y ‌‘Qué está en Juego en Noviembre con la ‘Ley para la Educación Multilingüe’ en  California).  

La pregunta que confrontan los votantes en California es  sobre la conveniencia de invalidar un referéndum de 1998, la Prop. 227, que limita la forma de enseñar a estudiantes de Inglés. Los estudiantes que están aprendiendo Inglés debían  ser asignados a clases impartidas sólo en Inglés, en oposición a clases bilingües. Los padres tanto de estudiantes de habla Inglesa como de estudiantes que aprenden el idioma Inglés pueden solicitar educación bilingüe para sus hijos, donde esté disponible, pero sólo bajo circunstancias limitadas.

Los defensores opinan que cambiar la ley devolvería el control a distritos y escuelas, permitiendo el aprendizaje del Inglés de la forma que mejor convenga a las necesidades del niño y abriría nuevas oportunidades para que los estudiantes cuya lengua materna es el Idioma Inglés aprendan un segundo idioma.

Desde que la ley original fue promulgada, se ha visto con frialdad el valor de ser bilingüe, expresó Shelly Spiegel-Coleman, Presidenta de Californianos Unidos (Californians Together), una coalición de 25 padres de familia y grupos de profesionistas y de derechos civiles enfocados a estudiantes del idioma Inglés.

Previamente al  cambio de 1998, alrededor de 30 por ciento de los estudiantes de .Inglés  aprendían en aulas bilingües, porcentaje que ha caído a alrededor de 4 por ciento, expresó ella. “Han transcurrido 18 años desde que la Propuesta 227 fue promulgada. Sabemos mucho más de la educación de estudiantes  para convertirlos en bilingües  y que puedan leer en ambos idiomas y creemos que ha llegado el momento de modificar las barreras que dicha propuesta creó para permitir que la totalidad de  los alumnos en todos los distritos tengan acceso a programas multilingües, Spiegel-Coleman apuntó.  Los que pugnan por que las viejas reglas sean anuladas abarcan el espectro ideológico.

La medida cuenta con el respaldo de los sindicatos de maestros, grupos de derechos civiles, la Asociación Estatal de Maestros y Padres de Familia (PTA), la Cámara de Comercio de California y el Partido Demócrata del Estado. Aún grupos a menudo ajenos al rubro de educación, como el Club Sierra de California y los Bomberos Profesionales de California apoyan la iniciativa.  Al  inicio de Octubre, se había recaudado más de $1 millón en apoyo de la propuesta 58, con medio millón de dólares de dicha cantidad proveniente de la Asociación de Maestros de California y el resto principalmente de otros sindicatos y la asociación estatal de administradores de escuelas.

Entre tanto, la oposición está limitada en gran parte a los partidos estatales Republicano y Libertario y Ron Unz, un desarrollador de software de Silicon Valley que financió la iniciativa original en 1998. No han desembolsado fondos, según consta en los registros financieros de campaña del  Estado.

Unz, quien corrió para Gobernador en 1994, sin éxito, lanzó esta Primavera una propuesta a todas luces arriesgada para ocupar el escaño de la Senadora Barbara Boxer, a su retiro, para enfocar la atención en este punto

Una serie de artículos publicados en Los Ángeles Times sobre “padres inmigrantes Latinos” que iniciaron una protesta pública contra una escuela primaria que se negó a enseñar Inglés a los niños inspiró a Unz a pugnar por la Propuesta 227 hace casi veinte años, expresó.

“El problema fue que cientos de miles de niños inmigrantes en California no estaban recibiendo clases de Inglés en la escuela”, añadió.

El cambio en el enfoque a instrucción-sólo-en-Inglés “funcionó perfectamente”, afirmó—los niños están aprendiendo Inglés y los puntajes en las pruebas son altos.

Un estudio realizado en 2006 por los Institutos Americanos para la Investigación (American Institutes for Research) para el Departamento de Educación del Estado reveló una ligera reducción en la brecha de desempeño entre niños que estaban aprendiendo Inglés y niños cuya lengua materna es Inglés. Sin embargo, la brecha en las calificaciones de exámenes permanecía “virtualmente constante” entre los grados y las materias y, los encuestadores observaron que las reformas de la Propuesta 227  fueron implementadas simultáneamente con varias otras, incluyendo reducción en el tamaño de las clases. “A través de todos los análisis, fue escasa o nula la evidencia de diferencias en el desempeño de estudiantes en el aprendizaje del Inglés por modelos de instrucción”, reportaron.

Unz culpa del esfuerzo por anular la Propuesta 227 a “un grupo reducido de defensores celosos de la educación bilingüe”, quienes “engañaron” a políticos. Puesto que en California prevalecen límites de plazos para sus legisladores estatales, los legisladores que promulgaron la ley en 2014  empujando la Propuesta 58 a la balota no estaban en función cuando el Estado consideró la cuestión en 1998, declaró.

“Pienso que en suma este voto es mucho más un tipo de cuestión de simbolismo  y básicamente un asunto de ignorancia, puesto que toda la cuestión ha sido totalmente olvidada, que algo que tendrá un impacto mayor en la práctica en la educación en California,” prosiguió.

Él pronosticó que si las escuelas cambian para enfatizar la educación bilingüe, los padres protestarán y los Distritos tendrán que regresar al sistema actual con  énfasis en la impartición de clases de Inglés.

Estoy muy escéptico respecto a si habrá algunos cambios importantes en la política educativa en el Estado, sea cual fuere el resultado de la votación en Noviembre, añadió.

Un gran cambio en L.A.

Uno de los Distritos donde un cambio tendría el mayor impacto es el Distrito de Escuelas Unificadas de Los Ángeles (LAUSD).

En un determinado momento, alrededor de 27 por ciento de los 558,000 estudiantes en las escuelas distritales K-12 están clasificados  como estudiantes del Idioma Inglés. Otro 25 ó 27 por ciento estaba anteriormente formado por alumnos del Idioma Inglés, de manera que más de la mitad de los estudiantes del Distrito o bien actualmente son, o en algún punto fueron, clasificados como ELLS, dijo Hilda Maldonado, Directora Ejecutiva de Educación Multilingüe y Multicultural.

El Distrito ofrece una gama de opciones para estudiantes del Idioma Inglés, desde las clases de inmersión en Inglés que se imparten al 85 por ciento de los alumnos que estudian Inglés hasta una variedad de opciones bilingües.

Es requisito que todos los estudiantes, sin importar qué programa cursen, prueben sus conocimientos del Idioma Inglés—a nivel de grado—dentro de los cinco años del inicio del  programa, expresó Maldonado. Hace cinco años el distrito celebró un acuerdo con la Oficina de Derechos Civiles (Office of Civil Rights) del Departamento de Educación Federal para optimizar los resultados para los estudiantes que aprenden Inglés y no estaban cumpliendo con el parámetro.

“Hemos encontrado que a estos niños potencialmente les está tomando mucho más

tiempo aprender Inglés en estos programas Todo-en-Inglés y hemos tenido que implementar servicios adicionales, cursos adicionales, para poder ponerlos al corriente” y  así cumplir con el acuerdo con el gobierno federal, explicó Maldonado.

Maldonado ya está viendo la forma en que el Distrito pudiera expandir la educación bilingüe en caso de que la Propuesta 58 sea promulgada, comenzando por tratar de reclutar suficientes maestros bilingües certificados. En colaboración con el Departamento de RH (Recursos Humanos) del Distrito para evaluar a los maestros existentes e implementar incentivos para que los para-educadores bilingües se certifiquen totalmente. Además, el Distrito buscará que los maestros existentes que hablan una segunda lengua, pero tienen especialidad en otra materia, también obtengan certificación bilingüe.

 (The74: ¿Desesperado por Maestros Bilingües? Un Nuevo Estudio Señala que Debería Comenzar Con Sus Asistentes de Clase)

Ofrecer más educación bilingüe ayudará a los maestros a entender por qué los estudiantes de Inglés no están captando el contenido, ya sea porque se les dificulta entender Inglés o si es la materia de que se trata.

“Es posible que puedan tomar Álgebra en Español y aprobarla, porque Álgebra es Álgebra”, continuó diciendo.

Maldonado misma, quien llegó a  Estados Unidos a la edad de 11 años, está estudiando Inglés,  “Creo que ahora el mundo es mucho más pequeño de lo que era antes. Ser bilingüe o multi-lingüe verdaderamente nos sitúa en el actual siglo 21 en una forma que valúa a todos en lugar de dividirlos,” dijo ella. 

Resultado incierto

Parece probable que el resultado del voto dependa principalmente del juicio que los votantes informados se formen respecto al efecto de la propuesta—fundamentalmente, que invalidaría la Prop. 227. Una encuesta llevada a cabo en Septiembre  reveló  un gran respaldo a la Prop. 58, con apoyo a la medida por parte del 69 por ciento de los encuestados, pero sólo siempre y cuando  se les presentara  la balota con la descripción oficial de la medida. (Otra encuesta realizada en Abril reveló exactamente el mismo resultado, 69 por ciento, con lenguaje similar en la boleta.)

El cambio viene, sin embargo, al ser los votantes informados que la Prop. 58 invalida  una parte de la Prop. 227 que requiere que todas las clases sean impartidas casi exclusivamente en Inglés. Al recibir dicha información adicional,  51 por ciento de los votantes se opusieron a la Prop. 58  Es particularmente probable que los votantes republicanos, los independientes y los blancos cambien de opinión al conocer la información adicional.

Unz piensa que dada la información contenida en la balota oficial—que no hace mención de la invalidación de una parte de la Prop. 227— y el diluvio de carreras y propuestas en la papeleta que compiten por la atención de los votantes, muchos Californianos votarán a favor de la Prop. 58 por error.

“Tengo la impresión de que muy pocos Californianos siquiera saben que actualmente hay dos candidatos corriendo para el Senado de los Estados Unidos” expresó Unz de la carrera entre la Procuradora General Kamala Harris y la Rep. Loretta Sánchez, ambas Demócratas. “Si tal hecho no captura la atención, entonces tampoco una de las 17 iniciativas está realmente captando la atención.”

También los defensores (proponentes) de las propuestas confrontan el mismo problema de votantes abrumados.

Spiegel-Coleman señaló que los defensores revisarán la multitud de grupos que han apoyado la iniciativa y el número creciente de respaldos de los principales periódicos a través del Estado, para crear conciencia. Y añadió, “Posiblemente también pasen algunos anuncios en la radio”.

“Realmente se trata de informar a  la gente que la opción existe, que la localicen en la balota y la voten SI”, dijo ella.


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente