In Partnership with The 74

Richard Vladovic celebra 50 años en la educación, ve mucho por lograr todavía

Mike Szymanski | January 18, 2017



Richard Vladovic, miembro del Consejo Escolar de LAUSD (Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles), celebra este mes 50 años en la educación.

Richard Vladovic, miembro del Consejo Escolar de LAUSD (Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles), celebra este mes 50 años en la educación.

Richard Vladovic recuerda los días en que hacía malabares entre su carrera militar y la enseñanza.

“Yo salía el viernes después de quedarme a ver un partido de fútbol de la escuela, saltaba en un avión con rumbo a Fort Lewis, Washington, hacía maniobras en un Jeep durante todo el fin de semana y luego me presentaba en la escuela a las 7 de la mañana el lunes, completamente agotado”, recordó Vladovic. “Un par de veces me presenté a la escuela con mi uniforme del ejército porque no había tenido tiempo de cambiarme”.

Con el tiempo, sus asignaciones fueron más prolongadas y tuvo que elegir entre la educación y el ejército.  Se retiró después de décadas de servicio con las Reservas del Ejército de los Estados Unidos con el rango de Mayor de Infantería.

Sin embargo, él aún no se ha retirado de la educación, y este mes marca medio siglo de trabajo de Vladovic en la educación, sobre todo en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles.

“Empecé a enseñar a los estudiantes en la escuela secundaria Banning, y me di cuenta de que me encantaba enseñar”, dijo Vladovic. “Supongo que no he parado”.

A los 71 años, Vladovic no es el funcionario más antiguo de la junta escolar que está integrada por siete miembros (George McKenna es cinco años mayor), y no es quien más tiempo ha servido (Mónica García le aventaja por un año). Y probablemente haya un buen debate sobre quién de los miembros es el mayor gruñón en la Junta en este momento, a pesar de que él está dando batalla. (Le encanta que el LA Weekly lo llamara un “Grumpy Old Man” (viejo cascarrabias) de LA Unified, y él tiene la caricatura de sí mismo que fue publicada con el artículo enmarcada colgada en su oficina).

Pero después de ser elegido dos veces y de servir 10 años en la junta, ya no podrá reelegirse (termed-out) para su cargo en 2020, y para entonces él dijo que espera ver algunos cambios importantes necesarios en el distrito. Los plazos de servicio en la junta habían sido de cinco años, pero en una negociación reciente, las posiciones se sometieron a límites de plazo y a los miembros se les permitió llevar a término sus posiciones.

“Hay mucho más por hacer, y no sé si todo se podrá lograr antes de que me retire”, dijo Vladovic en una rara y extensa entrevista con LA School Report. “No sé si el distrito seguirá tal como lo conocemos en tres años”.

Vladovic ha sonado muchas veces la alarma advirtiendo al Distrito de potenciales riesgos, e insiste en que él no es un pesimista porque él intenta ofrecer esperanza y soluciones. Ha defendido ideas radicales tales como dividir el segundo distrito más grande de la nación en distritos más pequeños, convirtiendo a todo el distrito en un distrito escolar chárter (autónomo) y promover Public School Choice (elección de escuela pública), lo que permitió a familias acceso más fácil a escuelas mejores ya sean escuelas Magnet de Distrito o chárters independientes.

“Estoy continuamente frustrado porque el Distrito no se está moviendo lo suficientemente rápido, y eso es algo que me ha frustrado a lo largo de mi carrera educativa”, dijo Vladovic. “Pero tengo esperanza”.

Vladovic sirvió dos veces como presidente de la junta escolar y sigue involucrado en negociaciones laborales entre el distrito y los sindicatos durante las disputas contractuales. Ha tenido el respaldo tanto de los grupos de chárter como de los sindicatos porque se le considera justo para ambos lados.

“Vladovic ha declarado que como un niño pobre que creció en San Pedro, la educación le salvó la vida”, dijo Alex Caputo-Pearl, Presidente de UTLA (Sindicato de Maestros de Los Ángeles). “Esa creencia ha fundamentado su compromiso por décadas con la educación pública como una institución esencial, merecedora de respeto y protección frente a las fuerzas que privatizarían nuestras escuelas”.

Sarah Angel, directora general de defensa regional de la Asociación de Escuelas Chárter de California, dijo: “Dr. Vladovic ha sido durante mucho tiempo una voz independiente de imparcialidad y experiencia que se preocupa profundamente por los estudiantes y las familias de este Distrito. Su enfoque no ideológico le ha ganado el respeto de muchos, incluyendo la comunidad de chárter de Los Ángeles”.

vladovicjacket

Angel añadió que “El apoyo del Dr. Vladovic a Public School Choice, la política pionera adoptada por la Junta de Educación en 2009, que ha proporcionado a miles de familias de Los Ángeles opciones de escuelas de mejor calidad en los nuevos edificios escolares, es tan sólo un ejemplo de su disposición para adoptar enfoques creativos, pensando “fuera de la caja” para enfrentar las necesidades urgentes de los estudiantes”.

El distrito 7 de Vladovic comprende la mayoría de las escuelas y la mayoría de los niños, cerca de 99,000 estudiantes, con las ciudades de Lomita, Gardena y Carson dentro del distrito que se extiende desde el centro de Los Ángeles hasta el sur –en San Pedro, donde Vladovic creció. Él y su esposa Kathy criaron a dos niños que ahora son adultos y ambos han enseñado en LA Unified.

Pocos miembros de la junta directiva han trabajado más estrechamente con Vladovic que Steve Zimmer, quien fue elegido Presidente durante los últimos dos años y anteriormente fue vicepresidente bajo Vladovic.

“Muy pocas personas han visto la influencia de Richard Vladovic como yo lo he vivido”, dijo Zimmer. “Créanme cuando digo que este distrito sobrevivió el colapso financiero en gran parte debido al trabajo duro y habilidades de navegación asombrosas del Dr. V. He aprendido de él como un líder y como un educador. La sabiduría que trae y la experiencia que presta es simplemente insustituible”.

Zimmer dijo que la influencia de Vladovic perdura en el distrito. “La amplitud de su influencia y sus contribuciones al cambio positivo para los niños en los últimos 50 años es algo como de leyenda”, dijo Zimmer. “Dondequiera que vaya con el Dr. V, maestros, padres y administradores lo detienen, lo recuerdan como maestro, director o profesor y le agradecen por haber cambiado sus vidas. Me siento honrado de servir con el Dr. V”.

Ganó su sobrenombre de “Dr. V” después de recibir su Doctorado en Educación de la USC (Universidad del Sur de California) en 1980. Vladovic comenzó a enseñar estudios sociales en la escuela primaria Stephen White de LA Unified en Carson y luego se convirtió en el asesor talentoso de la región. A lo largo de los años, se desempeñó como director en escuelas que enfrentaban desafíos académicos como la secundaria Angel’s Gate Continuation High, la secundaria Locke High y la escuela primaria Gompers.

Él ayudó a crear lo que se convertiría en un modelo para pequeñas comunidades de aprendizaje en el grupo de Narbonne / San Pedro y ayudó a desarrollar una nueva academia de formacioón de docentes de emergencia y capacitación de maestros para educación especial.

“Considero que las pequeñas comunidades de aprendizaje son buenos modelos escolares, pero no en el mismo campus, eso crea confusión”, dijo Vladovic. “Debe haber un líder”.

Vladovic se siente particularmente frustrado por las escuelas que alguna vez ayudó, como la primaria Gompers Middle, donde sirvió como subdirector en los años ochenta, que a la fecha permanece en la lista de escuelas que están fracasando. Gompers fue recientemente nombrada entre las escuelas de menor rendimiento del Estado, haciéndose candidata para una School Improvement Grant (subvención para mejoramiento escolar).

“He visto las mismas escuelas en la lista año tras año, algunas durante 25 años, y el tiempo de aceptar esta situación se terminó”, dijo Vladovic. “No podemos tolerar el fracaso persistente. He estado tan impaciente con la educación porque sé lo que se puede hacer si lo hacemos bien”.

Visitó Gompers y otras escuelas, incluyendo algunas chárter independientes, en su Distrito que están en la lista de escuelas de bajo rendimiento para revisar sus planes de mejora. “Si se trata de una escuela chárter (autónoma) en esta lista, obviamente no está cumpliendo con su propósito original, se supone que deben de ir a la vanguardia en innovación. Creo que juntos debemos hacer algo con todas éstas, ya sea reconstituir, o cerrar una chárter, o tomar alguna acción dramáticamente distinta en nuestras escuelas. Creo que todas están sobre la mesa.”

Vladovic dijo que mientras los padres le den preferencia a escuelas chárter por encima de las escuelas tradicionales del distrito, seguirá habiendo una brecha en la educación porque la inscripción seguirá cayendo. Dijo que hay una manera de hacer que las escuelas del distrito sean mejores con programas innovadores, pero podría ser un poco demasiado tarde.

“Creo que los cambios están llegando más rápido de lo que esperamos y habrá un punto en el cual ya no podremos hacer nada porque no tenemos a los estudiantes”, dijo Vladovic.

Cuando fue superintendente regional bajo Ramon Cortines en 2000, Vladovic supervisó casi un tercio de los estudiantes y dijo que les dio a los directores de sus 180 escuelas una gran autonomía para mejorar sus escuelas. Estaba viendo algunas mejoras, pero -el entonces- superintendente Roy Romer entró y centralizó el distrito. “Esa fue una de las razones por las que decidí retirarme”, dijo Vladovic.

Vladovic fue nombrado superintendente del Distrito Escolar Unificado West Covina en 2003, reportando a un Concejo electo de cinco miembros. Dirigió 13 escuelas de 11,000 estudiantes con un presupuesto de $ 70 millones.

“En West Covina, la escuela secundaria de más importancia pasó de ser una escuela de bajo rendimiento a ser una escuela distinguida de California en tres años”, dijo Vladovic. “Logramos crecer a un nivel más alto que cualquiera de los 81 distritos en el Condado de Los Ángeles. Lo que hice fue fortalecer a los directores. Les dije: ‘Si tropiezan, los apoyaré’ ”.

Vladovic mencionó que los directores de LA Unified tienen demasiados jefes. “Si los entrenamos adecuadamente desde el principio y les damos la autonomía que necesitan, puede hacer una gran diferencia”.

Por ejemplo, Vladovic explicó, si un director tiene algún dinero extra porque un ayudante renunció durante las vacaciones de Invierno, se requiere una laboriosa serie de papeleo y reuniones y aprobaciones para que el director pueda reasignar ese dinero. “Si el director quiere usar esos fondos para un nuevo programa de Matemáticas, entonces hay que dejar que el director haga eso”, dijo. “Un distrito más grande como el nuestro tiende a restringir la libertad de un director”.

Vladovic, quien siempre ha basado en datos sus decisiones, fue elogiado por el estado mientras trabajaba en el distrito por el monitoreo eficaz y reubicación de los estudiantes aprendices de inglés. También creó un programa de lectura y el programa carrera para el trabajo (career to work) para estudiantes-en-riesgo que ha sido replicado en todo el distrito.

Empezó el programa “Classified Recognition” (Reconocimiento de Clasificados) para reconocer a empleados valiosos y recaudando del sector privado $ 30,000 para un banquete anual “Heroes of Education” (Héroes de la Educación) en honor a los maestros y directores en el distrito.

“Cuando era superintendente, tenía que asegurarme de que todos los demás también creyeran que podíamos cambiar los problemas, y luego hacer algo al respecto y sostener lo que hicimos para mantenerlo en marcha”, dijo. “Por ejemplo, si vamos a disminuir el tiempo de un estudiante del cual sabemos que se trata de un estudiante aprendiz de inglés, entonces debemos apoyarlos una vez que han sido reubicados”.

Vladovic continúa presionando para que se hagan disponibles en la escuela secundaria clases en colegios comunitarios con créditos y dijo que ese tipo de acceso animará a más estudiantes para ir a la universidad.

“Es hora de pensar audazmente, y si no estoy corriendo de nuevo, es para poder crear entusiasmo por estas ideas audaces”, dijo. “Pero se necesitan cuatro de nosotros para hacer política”.

Vladovic siguió enseñando clases de “Curriculum and Instruction” (curriculum e instrucción) y “Philosophy of Education” (filosofía de la educación) en Universidades como Cal State LA, Cal Poly Pomona, Cal State Domínguez Hills, Cal Lutheran y Mount St. Mary’s. Él renunció a esos cursos mientras estaba en la junta escolar, pero planea volver a enseñar clases de nuevo después de que termine su período. Earl Perkins, ahora superintendente asociado, fue uno de sus estudiantes.

Aún cuando él tiene una oficina en Gardena, incluso Cortines solía bromear que la oficina de Vladovic era generalmente un cierto Starbucks en San Pedro.

“Sí, me he reunido allí con todos los líderes sindicales, y Michelle King, es un lugar conveniente”, se rió Vladovic.

“Es frustrante porque he estado en educación desde hace 50 años y todavía veo escuelas que fallan”, suspiró Vladovic. “Eso me dice que nadie está escuchando.”

Pero él sí ve algún cambio, aunque sea lentamente.

En el momento en cual Zimmer tomó la presidencia por primera vez, Vladovic se quejó regularmente de las largas reuniones de la junta que duraban más allá de las 8 p.m.

“Tengo que ir a casa a alimentar a mi perro”, dijo Vladovic, refiriéndose a su perro de rescate Effie.

Zimmer ahora divide la reunión del Consejo en secciones, lo que ha ayudado en parte a agilizar la duración de la reunión.

“Está mejorando”, dijo Vladovic sonriendo. “Gradualmente.”


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente