In Partnership with The 74

¿Qué esperan los padres del distrito 6 de la carrera electoral de la junta escolar del LAUSD?

Esmeralda Fabián Romero | May 11, 2017



Padres que acudieron a un foro comunitario en Pacoima en octubre pasado.

Muchos de los padres de estudiantes que asisten a las escuelas en el distrito 6 del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), en el área del Valle de San Fernando y Pacoima, tienen muy claro que en momentos decisivos como la elección de su representante en la junta escolar este martes, deben elegir al candidato que demuestre que puede mantener las mejores escuelas que por años lucharon en conseguir y que no están dispuestos a perder.

“Los padres de este distrito han luchado mucho por tener escuelas de opción y lo que quieren es defender eso. Quieren buenas escuelas sin importar quien las esté manejando. Y no dar pasos atrás”, aseguró Alma Márquez, fundadora del blog de educación para Latinas La Comadre y experta en involucramiento de padres en las escuelas.

Actualmente en este distrito hay 26 escuelas públicas chárter. En total  cada día acuden a unos 93,000 estudiantes, tanto a escuelas tradicionales como charters, de los cuales el 87% son Latinos, y muchos de estos estudiantes y sus familias enfrentan dificultades económicas y retos que van desde el idioma hasta su estatus legal en el país.

Márquez ha organizado varios foros para los padres a los que han acudido las candidatas al puesto por el distrito 6, la activista comunitaria Imelda Padilla y la maestra de escuela chárter Kelly Gonez. En ellos  la comunidad ha tenido la oportunidad de cuestionarlas sobre los temas de mayor importancia para ellos: Inmigración, el presupuesto para las escuelas, mantener las escuelas de su elección y replicar las buenas.

“La cosa número uno para mi es que la que quede apoye a las escuelas chárter. Mi hijo va a una de estas escuelas y no terminaría de decir todo lo bueno que esta escuela ha hecho por él”, dijo Xitlali Castro, una madre inmigrante mexicana, cuyo hijo asiste al 5o grado en la escuela Vaughn Next Century Learning Center en Pacoima.

Castro no titubea al decir que votará por Gonez precisamente porque su oponente, Padilla, se ha pronunciado en contra de este tipo de escuelas y ha aceptado el apoyo del sindicato de maestros de Los Ángeles (UTLA), cuya agenda polÍtica ha tenido como prioridad detener la expansión de las escuelas charter dentro del LAUSD. Padilla también ha sido endosada por el sindicato de trabajadores escolares del SEIU Local 99.

“La elección es importante no solamente porque la mesa directiva actualmente esta divida entre los miembros que apoyan a las charters y los que no, sino porque manejan un presupuesto de casi 8 billones de dólares, así que quiero creer que la persona que nos representa en la mesa tendrá gran impacto en nuestras escuelas”, opinó la madre.

“Mi mayor temor si gana la otra candidata es que no se renueve el permiso para la escuela a la que va mi hijo solo por política y que no les importe el daño que harían a familias como la mía”, dijo Castro quien compartió que su hijo a pesar de su condición autista lee a nivel avanzado de 9o grado y toca el violín con destreza. “Mi hijo es un niño feliz gracias al apoyo que le da la escuela con su IEP (Programa de Educación Individualizado)”.

Otro tema de suma urgencia en esta comunidad, conformada en gran parte por una población inmigrante, es el temor de las familias a que alguno de sus miembros indocumentados sea deportado. Precisamente el martes la junta escolar del LAUSD aprobó de forma unánime una resolución en la que el distrito se compromete a no colaborar con el Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) en casos donde los estudiantes o sus familias se vean amenazados. Esto en respuesta al creciente temor dentro de la comunidad.

“Convertir las escuelas santuario ha sido una de las cosas más importantes para esta comunidad. Las familias están realmente muy preocupadas por eso”, reafirmó Márquez.

El presidente de la junta escolar Steve Zimmer, ha estimado que 1 de cada 4 estudiantes en el distrito escolar unificado de LA podría estar indocumentado en el país o alguno de sus familiares.

En el distrito 6 un cuarto de los estudiantes son aprendices de inglés como segundo idioma. Para la mayoría de estos su primer idioma es el español y un 86% de los estudiantes son elegibles para almuerzo gratuito o a precio reducido.

La importancia de hablar el mismo idioma que sus constituyentes ha sido reconocido por las mismas candidatas.  Ambas tienen sus páginas de campaña disponibles en español, y han promovido el voto a través de visitas personales o llamadas telefónicas en dicho idioma. Padilla se considera completamente bilingüe, mientras que Gonez dice no tener ningún problema para comunicarse en español. Ambas son hijas de inmigrantes Latinos.

Por ello los foros de padres organizados por Márquez han sido bilingües. En el foro más reciente realizado el pasado martes por la tarde en Pacoima, ella pudo palpar que otro de los principales temas en cuestión es el conflicto que ellos ven en los contratos con los sindicatos  y el apoyo de estos hacia algunos de los miembros de la junta directiva.

“Muchos padres creen que es imposible que se pueda estar a favor de los sindicatos y al mismo tiempo de los intereses de los estudiantes”, dijo Marquez y resaltó el peso que los contratos con los sindicatos tienen en el presupuesto del LAUSD, los cuales son aprobados por la mesa directiva.

“El dinero que se negocia con los sindicatos es gran parte del presupuesto de lo que va a nuestras escuelas. Los padres y los estudiantes deberían también tener un sindicato para que puedan exigir ese dinero para la educación de sus hijos. Lo que estos padres necesitan es poder real en las decisiones que se toman en el distrito y por eso es importante su participación en estas elecciones, para que tengan quien les de esa voz”, dijo.

Leer siguiente