In Partnership with The 74

¿Qué significa la carrera electoral de la junta escolar del LAUSD para las familias latinas del Oeste de LA?

Esmeralda Fabián Romero | May 12, 2017



Padres durante un entrenamiento ofrecido por Families in Schools (Tomada de la página de Facebook de Families in Schools).

El distrito 4 del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) se ubica al lado opuesto del famoso Este de Los Ángeles, donde la comunidad latina conforma la abrumadora mayoría. Aunque en menor número, la comunidad latina que reside en el Oeste de Los Ángeles no es tan distinta es simplemente más diversa. Las preocupaciones entre los padres son muy similares y la meta en común de muchas de estas familias es que sus hijos tengan acceso equitativo a escuelas de calidad y puedan sentirse seguros en ellas.

La cantidad de estudiantes latinos en el distrito 4 es menor al de cualquiera de los otros distritos locales del LAUSD, aún así estos conforman la mayoría del alumnado. A las escuelas pertenecientes a este distrito asisten unos 60,000 alumnos de los cuales el 41% son latinos.

“La mayoría de los padres latinos están realmente involucrados en la educación de sus hijos y quieren la de mejor calidad para ellos, además de tener altas expectativas con su educación. Eso es un hecho”, resaltó Sandy Mendoza, directora de abogacía de Families in Schools.

“Sin embargo lo que ha pasado en los últimos meses, con las amenazas de deportación a las familias, se ha notado un cambio en la dinámica de como las familias están participando ahora al verse privados de sus derechos. Al mismo tiempo, están más involucrados en defender esos derechos y en hacer que sus voces sean escuchadas”, añadió.

El tema migratorio se ha convertido en un punto crítico en las campañas de los cuatro candidatos a la junta escolar de LA, incluyendo a los dos candidatos en este distrito, su actual representante y presidente de de la junta Steve Zimmer y su contrincante el educador reformista Nick Melvoin.

A lo largo de su desempeño como miembro de la junta y ahora como candidato a re elección, Zimmer ha demostrado que es un  luchador de los derechos de las familias inmigrantes de Los Ángeles. Se ha pronunciado fuertemente en contra de las amenazas del gobierno federal a las familias indocumentadas, y ha creado algunas de las resoluciones del distrito para mantener a las escuelas de LA como lugares santuario.

Aunque Melvoin no ha hecho de este un tema central en su propuesta de campaña, sí ha resaltado la importancia de la comunidad latina como crucial para mejorar las escuelas de Los Ángeles y su intención de motivar a los latinos en su distrito a votar en estas elecciones.

“Puede que salgan en mayor número a las casillas electorales, pero solo si creen que esto está conectado con su lucha por sus derechos”, señaló Mendoza sobre la posible participación de los latinos en las urnas. “Esta comunidad necesita sentir que la persona buscando el puesto siente respeto por sus preocupaciones y que hay una conexión con un líder que tenga ideas innovadoras para resolver sus asuntos. Como se comunica y se acerca a ellos es también sumamente importante”.

Dicha comunicación require ser establecida frecuentemente en su primer idioma. “Todo lo que compartimos con los padres  la es bilingüe en inglés y español. Toda la información que ofrecemos está en ambos idiomas o en ocasiones nuestro primer lenguaje de comunicación es el español”, dijo Mendoza sobre su trabajo de educación cívica con padres de Los Ángeles.

“Hemos estado y continuaremos involucrando a votantes de habla hispana a nuestra campaña. Además del alcance en los medios en español, hemos tenido conversaciones con votantes potenciales en esta comunidad”, dijo Melvoin en una declaración por escrito a LA School Report en Español.

Para Zimmer, quien habla y se comunica frecuentemente en español con familias latinas, ha sido clave mantener dicha comunicación durante su campaña y en redes sociales en este idioma.

La diversidad cultural de la comunidad latina del Oeste de Los Ángeles incluye una  concentración significativa de familias de origen oaxaqueño, que tienen como primer idioma no el español sino alguna lengua indígena como mixteco o zapoteco. Esta comunidad es tan grande que es considerada la más grande establecida fuera del estado de Oaxaca en México.

“Para servir bien a esta comunidad hay que entender bien estas diferencias dentro de la misma comunidad”, dijo Zimmer.

“La diversidad entre latinos es muy amplia, no solo por su lugar de origen, sino en sus ingresos en sus trabajos. Son maestros, empresarios, directores de compañías, militares, etc. Es importante reconocer eso y que los candidatos se den cuenta de que no deben ponerlos todos en un solo grupo”, añadió Mendoza.

De acuerdo con un vocero de la campaña de Melvoin, este también es competente hablando español.

En el distrito unificado de LA, un cuarto de todos los estudiantes son considerados aprendices de inglés como segundo idioma (ELS), de los cuales el 92% hablan español como primer lenguaje.

Según Mendoza, el acceso precisamente de estos estudiantes ELS a una educación de calidad es una de las principales preocupaciones de los padres.

“Quieren que estos se gradúen y que no solo terminen la escuela, sino que estén listos para entrar a la universidad o para una carrera profesional. Cada vez más, ellos se fijan en los datos que salen y saben cómo estos demuestran si está cerrándose o no la brecha de éxito académico entre los estudiantes blancos y los afroamericanos y los latinos”.

Pero de acuerdo con Mendoza, el que se ha convertido en el objetivo principal de estas familias es el poder sentirse seguros dentro y fuera de las escuelas. Resaltó que la estabilidad emocional y la salud mental de los estudiantes es lo más urgente, que reciban consejería o terapia, ya que pueden tener dificultad para concentrarse en clase e incluso para poder asistir a la escuela.

“Los padres quieren estar seguros de que no se los van a llevar cuando vayan a dejar a sus hijos a la escuela, que no los van a entregar cuando tengan que entregar documentos personales en la oficina de la escuela. Hay mucha ansiedad en las familias, especialmente entre los niños de que sus padres no regresen a casa y eso es lo primordial para bien de los estudiantes”, dijo.

Mendoza  indicó que la asistencia a las escuelas del distrito puede haber incluso bajado debido a esta situación.

Ella cree que ambas comunidades en disputa en las elecciones, la del distrito 6 en el Valle de San Fernando y la del Oeste de Los Ángeles por el distrito 4, tienen el poder de elegir a quien puede hacer que las escuelas sean de calidad y que las buenas escuelas sean aún mejor. Sin importar su ingreso, su código postal o su nivel de educación. Los padres han demostrado su poder en elecciones pasadas, así no se les debe subestimar, destacó.

Sabiendo que la transportación para llegar a las urnas ha sido uno de los impedimentos en el pasado entre algunos votantes, Families in Schools estará ofreciendo  transportación  a votantes interesados en acudir a las casillas electorales el día de la elección, el próximo martes 16 de mayo.

 

 

 

 

 

 

 

Leer siguiente