In Partnership with 74

La primera generación de preparatoria galardonada RISE para jóvenes en riesgo se gradúa

Esmeralda Fabián Romero | June 15, 2017



Support LA School reports year-end campaign. All donations will be matched dollar for dollar.

Kia Reid, centro, sosteniendo su diploma en la ceremonia de graduación de RISE.

Diez estudiantes que ayudaron a diseñar su propio programa educativo formaron parte de la primera clase que se gradúa de la Preparatoria Hawthorne’s Da Vinci RISE High, un programa piloto creado para ayudar a los jóvenes en casas de crianza y sin hogar a concluir su educación preparatoria.

Los estudiantes tuvieron la responsabilidad y oportunidad de ayudar a diseñar el programa piloto durante el año escolar 2016-17. El programa se enfoca en el fortalecimiento de las relaciones entre maestros y estudiantes y en el apoyo entre compañeros e incorpora una cultura de justicia restaurativa. Todos ellos asistirán a un programa universitario.

“Cuando mi abuela me habló por primera vez de RISE, estaba escéptica de que sería como otras escuelas a las que asistí”, dijo Kia Reid en su discurso durante la noche de graduación en Playa Vista.

“Yo había atravesado por experiencias negativas en la escuela en el pasado donde incidentes como peleas, suspensiones y negligencia eran la norma. No quería revivir eso. Yo juzgué a RISE pensando que sería una escuela igual que las otras, sin nadie que me apoyara o me ayudara a entender mis cursos. Sí, juzgué, y juzgué mal”, dijo la estudiante.

Reid fue la primer estudiante que formó parte del programa RISE, que significa Revolutionary Individualized Student Experience (Experiencia Estudiantil Revolucionaria Individualizada). Ella estuvo en el sistema de crianza durante muchos años y tuvo que transferirse de diferentes escuelas muchas veces, por lo que no estaba recibiendo todos los créditos de sus clases.

En el otoño ella asistirá a Da Vinci Extension (DVX), un programa que encamina a la universidad a los estudiantes, en asociación con UCLA Extension (Extensión de la Universidad de California en Los Ángeles) para lograr su AA (Artes Asociadas) y su licenciatura al tiempo que trabaja en Da Vinci RISE ayudando a otros a navegar el sistema.

Los 10 graduados forman parte de los 30 estudiantes fundadores del programa educativo piloto que fue lanzado por Da Vinci Schools, que opera cuatro pequeñas escuelas chárter públicas college-preparatory (de preparación para la universidad) en Los Ángeles.

La escuela ganó una beca de $ 10 millones del XQ Institute, que alienta a sus ganadores a repensar y reimaginar la escuela preparatoria. El modelo RISE fue creado para que jóvenes de toda la ciudad que están desvinculados tengan la oportunidad de dominar un plan de estudios que los prepare para la universidad y su desarrollo profesional (college- and career-ready curriculum) de la manera y en los lugares que mejor funcionen para ellos. Los fondos se utilizarán en los próximos cinco años.

“No definimos una escuela innovadora sólo en términos de tecnología, sino que es una escuela que refleja las necesidades de los estudiantes de hoy. RISE está creando una escuela que es flexible y tiene múltiples maneras de terminar la escuela”, dijo Mónica Martínez, estratega senior del Proyecto XQ Super School Project.

Otros dos programas en California fueron seleccionados el año pasado para ser recipientes de la beca, además de otros siete en todo el país, constituyendo el primer lote de ganadores desde el lanzamiento del Super School Project en Septiembre de 2015.

Estamos inspirados por su visión, su diseño y su intención de servir a los estudiantes que son vulnerables y están desvinculados del sistema escolar tradicional que tenemos establecido”, dijo Martínez en una entrevista telefónica esta semana.

Los estudiantes que se están graduando de RISE obtuvieron los créditos necesarios para obtener su diploma de escuela preparatoria tomando cursos que no están fijos a los niveles de grado, pero cumpliendo con su camino particular para llegar a su graduación. Da Vinci RISE ofrece todos los cursos A-G aprobados para que los estudiantes puedan completar esos requisitos, dijo la cofundadora de la escuela, Kari Croft.

“Algunos de estos estudiantes estaban muy atrasados con sus créditos, porque no han tenido el apoyo personal individualizado que necesitaban en el pasado”, dijo ella. “La razón por la cual no tenemos estudiantes en noveno ó 12º grado es porque la mayoría de estos estudiantes tienen 18 años de edad o más, y sería muy desmotivador decirle a un joven de 19 años que está en noveno grado y ellos necesitan estar cuatro años más con nosotros, así que estamos tratando de cambiar la forma en que hablamos de ello”.

En cambio, Croft dijo, RISE se compromete a hacer lo que sea necesario para ayudar a los estudiantes a determinar las clases que necesitan, en un marco de tiempo que les funcione, para lograr graduarse de la escuela preparatoria.

El programa de RISE se expandirá a South-Central en Otoño, cuando abrirá espacios para 80 estudiantes adicionales en A Place Called Home (Un lugar llamado hogar), una organización sin fines de lucro que ha estado asistiendo a jóvenes en desventaja, en su mayoría negros y Latinos, ofreciendo servicios de salud, nutrición, consejería y educación para estudiantes de 8 a 22 años. Algunos de ellos se enfrentan a la falta de vivienda y son indocumentados, dijo Jonathan Zeichner, director ejecutivo del centro.

“Ahora tienes más niños en la calle que nunca en la historia de la Ciudad. Esperamos poder ayudar a romper algunos de estos ciclos de pobreza abriendo esta nueva opción de educación”, dijo, y añadió que la tasa de deserción en el Sur de Los Ángeles ha sido de 50 por ciento durante muchos años.

“Este programa único puede ayudar a los jóvenes que enfrentan todo tipo de desafíos para cursar la escuela preparatoria y aprovechar todos nuestros servicios comprensivos, incluyendo el desarrollo vocacional y la colocación laboral, preparándolos para la universidad y para un trabajo. Además, les ofrecemos servicios de  nutrición, salud, asesoramiento, manejo de casos, lo que hace que este programa sea único y completo en este vecindario donde tanto se necesita”, dijo. “Realmente no hay nada más”.

Los estudiantes que cumplan con los criterios pueden presentar una solicitud para el  programa poniéndose en contacto directamente con A Place Called Home o Da Vinci RISE ya que están aceptando solicitudes para comenzar en el Otoño. Un evento de bienvenida tendrá lugar el 20 de Julio en A Place Called Home en el Sur de Los Ángeles.


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente