In Partnership with The 74

‘No hay tiempo para la rendición de cuentas’: Padres de Los Ángeles dicen a la junta estatal que escuelas con bajo desempeño necesitan ser mejoradas ya

Esmeralda Fabián Romero | July 14, 2017



Semaias Muralles, un estudiante de sexto grado del Sur de Los Ángeles, hablando en la reunión de la junta de educación estatal el miércoles en Sacramento, durante la presentación del plan actualizado de ESSA.

Un grupo de padres de Los Ángeles viajaron a Sacramento el miércoles con la esperanza de asegurarse de que los intereses de sus hijos se reflejen en el plan estatal de California en cumplimiento con la ley federal de educación Every Student Succeeds Act mejor conocida como ESSA por sus siglas en inglés.

Dicho plan debe ser finalizado y presentado al gobierno federal el 18 de septiembre.

Una madre de Compton, Esther Covarrubias, era una de esos padres que son miembros de la Red de Poder de Padres en Los Ángeles y que habló ante la junta de educación del estado de California.

“El estado necesita diseñar un plan que realmente mejore las escuelas de más bajo desempeño como las que asistí cuando yo tenía 12 años y  era una estudiante de ESL. El sistema me falló”, dijo durante un comentario público.

También instó a la junta a asegurar que el plan pueda mejorar las escuelas en áreas pobres y de minorías como el sur y este de Los Ángeles y Compton – “no en tres o cinco años, ¡pero ya, ahora!” .

“Estoy de acuerdo con el plan, pero sigo sintiendo que no están presentando planes de mejora como urgentes, particularmente en las escuelas de menor rendimiento. No hay una fecha para evaluar, así como un plan claro para asignar más fondos a esas escuelas “, dijo Covarrubias.

El Departamento de Educación de California (CDE) presentó en la reunión del miércoles sus revisiones al plan del estado basado en la opinión recibida a través de más de 450 respuestas de una encuesta y 700 páginas de comentarios de los californianos que participaron en las 14 reuniones publicas que se realizaron en casi todo el estado, así como encuestas en internet.

Algunos de los cambios fueron hechos para incluir un lenguaje más explícito sobre cómo tener un único sistema integrado de rendición de cuentas para todos los distritos escolares, cuál sería el propósito de las evaluaciones y si los estudiantes tomarían las evaluaciones California Standardized y Smarter Balanced para medir su nivel de aprendizaje.

Otra revisión llevada a la junta era en relación con la identificación del 5 por ciento de las escuelas Título I con más bajo rendimiento. Las escuelas Título I son a las que asisten la mayoría de estudiantes provenientes de familias de bajos ingresos.

“Actualmente hay 298 escuelas Título I que componen ese porcentaje. Ahora, esto cambiará ligeramente el año próximo cuando lanzamos el nuevo tablero de información en el otoño. Para entonces tendremos un nuevo recuento”, dijo un administrador del CDE, quien también explicó que California obtendrá entre el 10 y el 13 por ciento de los $ 400 millones de fondos federales que se distribuirán a nivel nacional para el Título I en el año fiscal 2017.

“Queremos asegurarnos de que el estado deje de hacer promesas de ayudar a nuestras escuelas y no hacer nada de lo que está escrito en papel. No hemos visto mejoras con los planes anteriores, así que esta vez queremos ver esos cambios “, dijo Fidelia Muralles, una de las madres que también dio un comentario publico en la reunión del miércoles.

Su hijo, Semaias Muralles, estudiante de sexto grado en una escuela charter autónoma en el sur de Los Ángeles, también habló en la reunión para pedir a los miembros de la junta de educación que se pusieran “en sus zapatos”.

“Es necesario que haya un Plan A, Plan B y Plan C para asegurarse de que las escuelas mejoren. Demasiados estudiantes como yo están haciendo su parte. Ahora necesitamos que ustedes hagan su parte y nos ayuden”, dijo. El asistió anteriormente a la escuela primaria 20th Street, una escuela de LAUSD donde los padres usaron la ley de “activación de padres” del estado bajo la ley de empoderamiento de padres para demandar mejoras. Como resultado, este año se integró a Partnership for Los Angeles Schools.

California tiene que presentar su plan de ESSA al Departamento de Educación de los Estados Unidos para recibir unos $ 80 mil millones en fondos federales. Algunos estados ya han presentado sus planes. El plazo para todos los estados es el 18 de septiembre.

“La mayoría de los californianos han aprobado este plan. Escuchamos comentarios de las partes interesadas, y este plan refleja eso “, dijo Barbara Murchison, quien ha estado recolectando la contribución para ESSA en todo el estado desde  el mes de abril.

Los miembros de la junta estatal de educación de California presentaron dos mociones para revisiones adicionales en las secciones Título I y de rendición de cuentas, así como para permitir más opiniones de las partes interesadas, cuando se publique un memorándum del plan a finales de agosto.

 

Leer siguiente