In Partnership with The 74

Cambiando la mentalidad sobre la participación de los padres: Oscar Cruz de Families in Schools responde

Esmeralda Fabián Romero | October 26, 2017



Oscar Cruz, a la derecha, con una madre con sus hijos y Damian Mazzotta, director ejecutivo de Impremedia, durante el evento Family Literacy Challenge en el verano.

El crear una asociación entre padres y escuelas para lograr el éxito de los estudiantes ha sido la misión de Families in Schools (FIS) –Familias en las Escuelas—desde su fundación en el año 2000.

Durante los últimos cinco años, bajo el liderazgo de Oscar Cruz, Presidente de FIS, cuya misión ha sido la de desarrollar la participación de los padres en las escuelas de Los Ángeles se ha expandido a través de otros distritos escolares en California y se ha convertido en una de las ocho prioridades a la que son destinados fondos estatales.

Conversamos con Cruz acerca de las mejores prácticas de participación de los padres, conceptos erróneos y desafíos para lograr un involucramiento exitoso de los padres.

La conversación con Cruz ha sido editada en respuestas cortas y condensada en viñetas con el propósito de destacar los puntos fundamentales.

¿Cómo definirías la participación exitosa de los padres?

Tanto las escuelas como las familias necesitan desarrollar sus habilidades para colaborar juntas. Los padres deben descubrir qué pueden hacer en casa para ayudar a sus hijos y mantenerlos aprendiendo durante el verano. Las escuelas deben invertir en capacitar y entrenar a su personal. Entonces, si ambos, las escuelas y los padres hacen su parte para crear esta alianza, este es el tipo de acciones que traerán buenos resultados a nuestras escuelas.

¿Cómo está construyendo FIS el compromiso de los padres?

  • A través de la defensa, abogamos para que la participación de los padres sea incorporada como a una de las ocho prioridades de LCFF—Local Control Funding Formula (fórmula de financiamiento de control local).
  • Proporcionar a las escuelas el conocimiento y la experiencia—know-how  del personal de la escuela acerca de cómo pueden ofrecer un ambiente que los haga sentir bienvenidos. Hemos creado métricas y rúbricas para evaluar el ambiente de bienvenida.
  • Asegurarse de que el distrito esté utilizando los fondos de LCFF para promover el compromiso de los padres y que las escuelas estén invirtiendo, asegurándose de que las resoluciones aprobadas por la Junta Escolar estén realmente siendo implementadas.
  • Tener contacto directo con los padres, ofreciendo talleres sobre college readiness –preparación para la universidad, alfabetización para familias, campañas de concientización.

¿Cómo se puede medir el compromiso de los padres?

Hay varias formas, pero algunas de las que hemos usado y visto buenos resultados son:

  • A través de un aumento en la participación cívica de los padres
  • Que los padres participan en elecciones locales, elecciones de la Junta Escolar, elecciones estatales.
  • Comentarios que recibimos de las familias
  • Impacto académico

¿Ustedes colaboran sólo con escuelas tradicionales o también con chárters y con cuál es más fácil trabajar?

Colaboramos con ambas. Es más fácil trabajar con las chárter porque los chárter tienen más flexibilidad para implementar cambios, probar cosas nuevas, mientras que con el distrito es más difícil porque es muy grande. Trabajamos mucho con Camino Nuevo, KIPP—Knowledge is Power Program (Programa Información es Poder –Escuelas chárter públicas), Alliance College Ready, PUC (chárter sin fin de lucro Partnership to Uplift Communities), Magnolia.

Trabajamos con un total de 15 distritos escolares en California. Debido a que LCFF requiere que los distritos escolares inviertan en la participación de los padres, otros distritos en todo el estado han recurrido a nosotros para aprender de mejores prácticas y capacitación para su personal. Algunos de esos Distritos son Moreno Valley, Downey, Azusa y Bakersfield.

¿Con cuántas familias trabajan actualmente?

Trabajamos con alrededor de 80 mil familias que reciben nuestra información sobre campañas, y otras 4,000 familias más de nuestras alianzas con escuelas que trabajan activamente en nuestros talleres o campañas.

¿Cuál es la diferencia de trabajar con una mayoría de familias Latinas?

Casi el 75 por ciento de las familias con las que trabajamos son familias Latinas, la mayoría de ellas inmigrantes. Comenzamos por comprender que las familias de inmigrantes Latinos están aquí para ofrecerles a sus hijos una mejor educación. Se debe reconocer esto para así poderles ofrecer la confianza de que actuaremos buscando el beneficio de sus niños. Hay una relación más personal que las escuelas deben desarrollar con estos padres.

Otro aspecto importante es desarrollar sus habilidades sociales para que puedan desarrollar una red de apoyo con otros padres y poder trabajar en grupo. Se sienten mejor cuando saben que no están solos al enfrentar desafíos con la educación de sus hijos.

Los padres o moderadores de la comunidad en la escuela también desempeñan un papel clave al trabajar con estas familias. Necesitan relacionarse culturalmente con ellos, reconocer el sacrificio que la mayoría de ellos han estado haciendo por sus hijos y hacer que se sientan cómodos.

Todo esto se aplica al trabajo con padres latinos, pero en general cuando trabajas con adultos.

¿Cuáles son las ideas erróneas más comúnes sobre la participación de los padres?

  • Los padres comprometidos son los que asisten a una reunión de la Junta Escolar
  • Es una pérdida de tiempo, no funciona, no hay resultados
  • Los padres no aman a sus hijos lo suficiente y es por eso que no están involucrados en actividades escolares
  • Algunos piensan que no existe una relación entre el compromiso de los padres y el éxito del estudiante

¿Cuál sería un obstáculo principal para que la participación de los padres tenga lugar en las escuelas?

Esa mentalidad que acabo de mencionar en los maestros, los administradores escolares y el personal. Mientras que no cambiemos esa mentalidad primero, las escuelas no podrán ver las grandes ventajas que pueden obtener cuando hacen de los padres sus aliados. Requeriría más trabajo en el corto plazo, pero a largo plazo sería menos trabajo y podrán ver muchos beneficios que resultan de ello.

¿Es costoso para las escuelas implementar estrategias de participación de los padres?

Puede ser costoso si no hay flexibilidad para implementar nuevos planes o capacitación. Cambiar la mentalidad en una escuela requeriría capacitación y desarrollo profesional del personal, y la capacitación es costosa.

Además, con los maestros que están bajo contratos restrictivos, como es el caso con el contrato entre LAUSD y UTLA, se requeriría una renegociación de los términos en los que los maestros necesitarían trabajar sobre la participación de los padres. Si una escuela necesita hacer cambios en ese aspecto y no está en el contrato del maestro, puede ser difícil y costoso si no hay flexibilidad en sus contratos.

Pero el dinero está allí y, de hecho, es un requerimiento de LCFF. LAUSD invirtió en el ciclo escolar 2015-16 cerca de 5 millones de su presupuesto de más de 6 billones (6 mil millones). La inversión del distrito para la participación de los padres es mínima.

Para las chárter no resulta tan costoso porque tienen contratos con sus maestros con una mentalidad diferente. Desde que comienzan a trabajar en esas escuelas, saben que tienen que dedicar tiempo extra a los padres, hacerse voluntarios y ser más flexibles. Sus contratos no son tan restrictivos.

¿Cuáles son las mejores estrategias para que las escuelas tengan éxito en el desarrollo de la participación de los padres?

  • Fomentar la participación de los padres al comienzo de un nuevo año escolar
  • Entrenar a todo el personal, desde el personal de recepción hasta el director
  • Crear oportunidades para interacción entre el personal y los padres, excursiones, eventos, proyectos de visitas a domicilio
  • Pedirle a los maestros que hagan llamadas telefónicas a las familias por doquier, que se propicie la interacción de cualquier manera posible
  • Crear una expectativa sobre el desempeño de los maestros, hacerles saber que será parte de su evaluación y hacerlos responsables
  • Hacer que sea una prioridad para los objetivos de la escuela
  • El director no debe esperar hasta el final del año escolar para evaluar u obtener comentarios de los padres, más allá de entregar una encuesta, el director debe hablar con los padres con la mayor frecuencia posible. Hay que hacer algunas llamadas telefónicas a los padres en sus hogares, ser proactivo

¿Cuáles son las cinco cosas que los padres deben hacer en casa para apoyar la educación de sus hijos?

  • Hacer preguntas, los padres tienen derecho a hacer cualquier pregunta para que puedan apoyar mejor a sus hijos en la escuela
  • El nivel de educación no es importante para asumir un papel activo en la educación de los hijos
  • No importa cuánto tiempo se haya estado en este país o la situación migratoria
  • No se necesita tener algún conocimiento del sistema educativo para hacer preguntas. ¡Se puede aprender, nadie ha nacido sabiendo todo!
  • Siempre hay información y recursos para ayudar a los padres y a sus hijos
  • Esté atento a cómo su hijo se desempeña  en la escuela, los padres son los primeros maestros
  • Recuerde que los maestros se preocupan por sus alumnos durante el año escolar, pero no después, los padres son quienes cuidarán a sus hijos siempre.

 


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente