In Partnership with The 74

Padres de Los Ángeles llegaron con fuerza a exigir al LAUSD poner a sus hijos primero

Esmeralda Fabián Romero | November 8, 2017



Un grupo de madres de las escuelas Alliance reunidas la mañana del martes afuera de la sala de juntas del LAUSD en apoyo a la renovación de los permisos de sus escuelas.

Cientos de personas se presentaron el martes por la mañana dentro y fuera de la sala de juntas del LAUSD, la mayoría de ellos padres que defendían las escuelas charter independientes de sus hijos.

Se había recomendado la negación de una cantidad sin precedentes de escuelas charter en la reunión del martes, pero al final sólo tres de las 34 escuelas en la agenda fueron rechazadas por el distrito.

Los padres comenzaron a llegar a las 6:30 a.m. a la sede de Beaudry vistiendo camisas coloridas, sosteniendo pancartas apoyando sus escuelas, y cantando, principalmente en español “Sí se puede”. La mayoría usaban camisetas de Alliance College-Ready Public Schools, la organización de charter más grande de Los Ángeles y que tenía ocho escuelas para votación de la renovación de sus permisos en la agenda del martes. Las ocho fueron aprobadas.

La mayoría de los padres fuera de la sala de juntas dijeron que estaban allí para “defender” su derecho a elegir la mejor escuela para sus hijos. Menos de media docena más estuvieron allí para apoyar la recomendación del distrito de negar algunas de esas escuelas charter, que dijeron ellos creen que “están dañando” las escuelas de sus hijos.

La mayoría de las escuelas autónomas en proceso de renovación están superando a las escuelas del distrito vecinas, pero la mayoría de las denegaciones se derivan del rechazo de los estatutos al lenguaje específico requerido por el distrito en sus peticiones.

Estas son algunas de las voces de los padres que se manifestaron al respecto:

Rosy Rodríguez, madre de un estudiante de sexto grado y otro de noveno grado en Alliance College-Ready Public Schools:

“Creo en el derecho a elegir  la buena educación que reciben mis hijos en Alliance. La escuela me ha dado la oportunidad de participar en su educación. Me dieron todas las herramientas que necesito para construir un buen futuro para ellos. No hay una buena razón por la que deberíamos pedir permiso al LAUSD para merecer una buena escuela en nuestra comunidad. Merecemos buenas escuelas en nuestros vecindarios, buena educación para nuestros hijos, no deberíamos pedir permiso para eso”.

 

Mirna Cárdenas, madre de tres estudiantes en LA KIPP LA Schools:

“Como madre de tres estudiantes que asisten a las escuelas KIPP, estoy aquí para apoyar esas escuelas porque he visto el esfuerzo y el éxito de KIPP ofreciendo a nuestros niños una educación de alta calidad y el enfoque que ponen en nuestros niños no solo académicamente pero construyendo su carácter, brindándonos apoyo familiar y oportunidades para nosotros como padres. No solo educan al estudiante, sino a toda la familia. Creo en los valores y la misión de KIPP, y es por eso que estoy aquí para mostrar mi apoyo a la escuela”.

 

 

Antonia Cabrera, madre de estudiantes en Alliance College-Ready Public Schools:

“Vine aquí para apoyar a las escuelas de la Alianza porque es donde mis hijos reciben la mejor educación posible, y también porque mis hijos reciben el mejor apoyo en estas escuelas para que tengan un futuro mejor. Como padre, estoy muy preocupado por la posibilidad de que su escuela se cierre si no se renuevan, y con eso me refiero a que la educación de alta calidad que mis hijos reciben está en riesgo. Estoy luchando por mis hijos y por mi derecho como padres a elegir la mejor escuela para ellos. Sé que la decisión tomada aquí afecta el futuro de mis hijos. Le pido al distrito que apruebe la renovación de nuestra escuela “.

Verónica Solano, madre de alumnos de las escuelas charter Para Los Niños:

“Tengo una historia con Para Los Niños de 25 años. Mis hijos asistieron a estas escuelas desde que estaban en preescolar. Estas escuelas han demostrado ser mejores que las escuelas públicas tradicionales para mis hijos. He tenido a mis hijas asistiendo a ambos tipos, y Para los Niños ha demostrado ser mucho mejor académicamente. Entiendo cuando otros padres temen que los chárter afecten a sus escuelas regulares, porque ahora más padres quieren tener a sus hijos en chárter, ya que ofrecen educación avanzada para nuestros niños y muchos más los estamos eligiendo, por lo que las escuelas regulares están perdiendo estudiantes “.

María Elena Tejada, izquierda, Verónica Solano, centro, y Patricia Santiago, derecha, reunidas en una cafetería del LAUSD mientras escuchaban la junta por television el martes. Los permisos de sus escuelas fueron aprobados por el distrito.

Patricia Santiago, madre de estudiantes de las escuelas charter Para Los Niños:

“Estoy aquí porque quiero apoyar a Para Los Niños, porque en estas escuelas los padres son valorados y nos permiten participar directamente en la educación de nuestros hijos. El tomar en cuenta nuestras opiniones como padres, y nos sentimos conectados con los maestros y podemos estar realmente involucrados. Como padre, usted trata de encontrar la mejor escuela para sus hijos en su vecindario, pero si las escuelas regulares no son las mejores, entonces tiene que buscar un charter como una opción. Como padres, solo queremos lo mejor para nuestros hijos “.

PREOCUPACIONES SOBRE CAMPUS COMPARTIDOS

Otros padres expresaron su preocupación acerca de las escuelas autónomas que comparten espacio en los campus del distrito, que es una disposición de la ley estatal. Los padres se presentaron el martes para apoyar al presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl, quien habló a los medios de comunicación fuera de la reunión de la junta.

Noemí Galindo, centro, are de un estudiante de la escuela  Marianna Avenue Elementary, afuera de la sala de juntas del LAUSD.

Yolanda Romero, madre de un estudiante en la escuela primaria Marianna Avenue del LAUSD en el Este de Los Ángeles:

“Hoy es un  día decisivo para que se les de permiso a estas escuelas de mostrar si son capaces o no. Pero el tema primordial es que a través de ellas la privatización de la educación esta echando raíces. No estamos en contra de los niños, ni de los padres, sino de que estas escuelas sean autónomas y no estén controladas por nadie y que dividan a la comunidad cuando llegan a un plantel escolar.

Noemi Galindo, madre de un estudiante en la escuela primaria Marianna Avenue del LAUSD en el Este de Los Ángeles:

“Nunca nos preguntaron sobre la ubicación conjunta de una escuela en nuestra escuela. El director acaba de decirnos, y ni siquiera sabíamos qué era una escuela chárter. Creo que como padres tenemos que investigar sobre estas escuelas y cómo el distrito se beneficia de ellas porque estamos poniendo en peligro la educación pública de nuestros hijos. Tuvimos que defender el centro de padres, el aula de música en la escuela de nuestros hijos, debido al coubicación de la escuela charter estaban a punto de perder todos esos servicios. Nosotros, como padres, necesitamos investigar de dónde vienen esas escuelas y defender nuestras escuelas “.

 

Leer siguiente