In Partnership with The 74

Las escuelas chárter de LA logran cambios en las políticas que les dan mayor claridad y evitan la mayoría de los rechazos

Sarah Favot | November 15, 2017



Padres de las escuelas charter Alliance College-Ready Public Schools se manifestaron afuera de la sede del LAUSD en apoyo a sus escuelas.

Los funcionarios de LAUSD y los miembros del consejo escolar dejaron de lado la política el martes y acordaron cambios en las políticas que han sido buscados por largo tiempo para las escuelas chárter, preparando así el terreno para los votos unánimes de la junta que terminaron librando a una docena de escuelas chárter independientes del rechazo.

Los cambios a las disposiciones que rigen las escuelas chárter, y quién o quiénes pueden   hacer esos cambios tendrán un impacto en todas las futuras peticiones de escuelas chárter en el distrito, que supervisa más escuelas chárter que ningún otro distrito en el país.

En el pasado, el personal del distrito  había establecido las reglas para las chárter –reservándose el derecho de cambiarlas en cualquier momento. El requisito de que las chárter reconocieran  la facultad del distrito para cambiar las reglas que las chárter ya habían acordado fue una de las cuestiones que impulsaron a los líderes de las chárter a pedir reformas.

Ahora el consejo escolar va a votar las políticas específicas que las chárter deben seguir. La división de chárter del distrito elaborará recomendaciones, y se espera que el consejo las someta a votación en abril.

Las disposiciones no negociables del distrito a las que las chárter acordaron sujetarse son: las solicitudes de la Oficina del Inspector General (Office of Inspector General), en cuanto al cumplimiento del decreto de consentimiento federal modificado del distrito con respecto a los servicios de educación especial y que las escuelas chárter observen las políticas disciplinarias del distrito.

A cambio, es probable que las escuelas chárter puedan celebrar contratos de arrendamiento por varios años en co-ubicaciones y tendrán la posibilidad de salir del distrito para servicios de educación especial si así lo desean.

La Superintendente Interina Vivian Ekchian anunció el acuerdo al comienzo de la reunión de la junta directiva del martes, con asistencia de 500 padres de familia. Ella dijo que el distrito había cambiado sus recomendaciones sobre 18 peticiones, todas las cuales habían sido designadas para el rechazo o implicaban ciertas condiciones debido a que los operadores de chárter no aceptaban partes de los términos que rigen a las chárter. Una coalición de líderes de las chárter  ha estado trabajando desde abril para enmendar la redacción, que según dijeron, obstaculizó sus esfuerzos por ofrecer una educación de alta calidad a sus estudiantes.

“El lenguaje actualizado requerido por el distrito se aplicará a todas las peticiones de estatutos hoy y en el futuro”, dijo Ekchian. “Es importante tener en cuenta que ningún cambio realizado en el idioma del distrito involucra la responsabilidad pública o la seguridad de los estudiantes y el personal”.

Ella agregó, “En LA Unified, nuestra firme convicción es que todos los estudiantes merecen una educación de calidad, independientemente del tipo de escuela a la que asistan”.

 

LA Unified tiene más escuelas chárter que cualquier otro distrito en la nación. A partir de este otoño, el 18 por ciento de los 644,000 estudiantes en el LA Unified están inscritos en escuelas chárter sin fines de lucro autorizadas por el distrito.

“Creo que realmente hemos demostrado que podemos actualizar las políticas inteligentes de forma colaborativa para que al final del día beneficiemos a los niños y en la continuidad de ese impulso es donde realmente queremos reflejar que trabajamos juntos”, dijo Emilio Pack , CEO y fundador de STEM Prep Schools quien estuvo involucrado en las negociaciones y cuya solicitud para una nueva escuela chárter en South LA fue aprobada.

“Cada vez que quieres llegar al sí, debes comprometerte”.

“Me complace la esencia de lo que se logró, pero también me complace el proceso”, dijo el miembro del consejo escolar Nick Melvoin después de la reunión. Melvoin, quien venció al anterior presidente del consejo en las elecciones de primavera con el apoyo de las chárter, asumió un papel de liderazgo para lograr que las dos partes lleguen a un acuerdo. Las negociaciones se llevaron a cabo entre los operadores de las escuelas chárter y el personal de la División de Escuelas Chárter (Charter Schools Division) y la oficina del superintendente.

“Pudimos hacerlo en lo que creo que es un verdadero espíritu de colaboración”, dijo Melvoin. Una de sus promesas de campaña fue crear un ambiente de mayor colaboración entre el distrito y las escuelas chárter.

Durante la reunión del martes, los miembros del consejo escolar George McKenna y Scott Schmerelson criticaron el proceso, pero al final votaron para aprobar las recomendaciones del distrito.

Es notable que el martes los votos fueron unánimes en todas las decisiones que involucran a las chárter, incluso en tres peticiones de chárter que fueron rechazadas.  Fue la primera vez desde que la nueva mayoría—que es respaldada por las chárter y que tomó cargo en julio—que una reunión de la junta directiva no estuvo marcada por un voto de 4-3.

“No fui incluido ni me pidieron aportación alguna, y pido a mis colegas que sean inclusivos y transparentes para que todos los miembros del consejo puedan participar en este proceso”, dijo McKenna.

Melvoin dijo que la participación de otros miembros del consejo escolar fue limitada debido a la Ley Brown (Brown Act), la ley estatal que rige reuniones abiertas.

Kelly Gonez dijo no haber estado involucrada en las negociaciones, y aunque le gustaría participar en un nuevo grupo de trabajo sobre las chárter, dijo que renunciaría a cualquier rol para que los miembros de la minoría pudieran participar.

“Estoy abierta a participar, pero es importante que haya diversidad de voces”, añadió Gonez. “Doy la bienvenida a los miembros del consejo McKenna y Schmerelson quienes expresaron su deseo de ser incluidos. Creo que el que ellos tengan un sitio en la mesa sería más importante que el mío”.

Los otros dos miembros de la mayoría en la junta directiva son la Presidenta de la junta, Mónica García, quien participó en las negociaciones, y Ref Rodríguez, quien no participó. Rodríguez ha sido acusado por delitos cometidos por violaciones a las leyes relativas al manejo de fondos de campaña y acusado de violar las leyes de conflicto de intereses. Sus aliados en la junta le han pedido que solicite licencia para ausentarse, pero él se ha negado. Él se ha declarado inocente de las acusaciones de delito.

José Cole-Gutiérrez, quien dirige la División de Escuelas Chárter del distrito, dijo que las charlas aportaron mayor claridad a las escuelas chárter

“Continuamos escuchando y continuamos respondiendo. Como apuntó nuestra superintendente interina, sí hicimos algunos cambios; sin embargo, esos cambios no comprometieron nuestros estándares de supervisión de responsabilidad pública ni los  estándares de seguridad de los estudiantes. Aclaramos algunas áreas, lo cual creemos es importante, pero creo que fundamentalmente seguimos escuchando”.

Como parte del nuevo lenguaje, las chárter no tienen que aceptar ingresar en co-ubicaciones por un año bajo la Prop. 39, que regula la forma de cómo las escuelas chárter comparten el espacio del distrito. Los líderes de las chárter opinan que esto abre la puerta a la posibilidad de acuerdos plurianuales que coincidan con las peticiones de escuelas chárter que deben renovarse cada cinco años.

El lenguaje fue cambiado para “no cerrar la puerta a la posibilidad de acuerdos por períodos de varios años”, dijo Melvoin.

Pack dijo que espera específicamente que la política del distrito con respecto a la Oficina del Inspector General sea revisada en el futuro.

Mike Szymanski colaboró a este reportaje.


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente