In Partnership with The 74

Menos estudiantes indocumentados están solicitando ayuda financiera para asistir a las universidades de California: los defensores citan el miedo y el fin de DACA

Esmeralda Fabián Romero | November 22, 2017



Undocumented students in a rally in support of DACA ,last year. (Courtesy: California Dream Network)

La cantidad de estudiantes indocumentados en California que solicitan ayuda financiera para la universidad cayó entre un 40 y un 20 por ciento de febrero a mayo, lo que según los defensores es un resultado directo de los temores de inmigración y el fin del programa DACA.

Pero los últimos datos de la Comisión de Ayuda Estudiantil de California (CSAC) revelados a LA School Report muestran que hast este mes ese numero a incrementado  46,568, lo que reduce ese alto porcentaje a solo 4 por ciento,  en comparación con 47,850 el año pasado.

Desde 2013, cuando se promulgó el California Dream Act, el número de solicitudes de ayuda para estudiantes indocumentados había aumentado a un ritmo de alrededor del 10 por ciento cada año. P

Pero este año, el aumento se ha reducido a la mitad, al 5 por ciento. El hecho de que hubo un aumento en absoluto se debió a una campaña mediática dirigida a atender los temores de los estudiantes, dijo el personal de la comisión.

“Esta es la primera vez desde el primer año de la Ley Dream de California que el número solo subió un cinco por ciento”, dijo Patti Colston, vocera de CSAC. “Creo que hay confusión con el Acta Dream de California y el estado de DACA”, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

Un poco más de estudiantes que recibieron la ayuda financiera lo utilizaron para inscribirse este otoño: el 41 por ciento a fines de octubre, en comparación con el 40 por ciento en el mismo período en los últimos dos años escolares.

El CSAC procesa solicitudes de ayuda financiera para todos los colegios y universidades públicas y privadas de California. La Ley Dream de California permite a los estudiantes indocumentados que cumplen con ciertos criterios recibir ayuda financiera administrada por el estado, becas privadas financiadas a través de universidades públicas, becas universitarias, exenciones de cuotas de universidades comunitarias y subvenciones Cal Grant.

Además, la legislación estatal AB540 permite a los estudiantes no residentes, tanto indocumentados como ciudadanos, que cumplan con ciertos requisitos para pagar la matrícula estatal. Los estudiantes AB540 califican para los beneficios de la Ley Dream de California.

Melody Klingenfuss, estudiante de USC y organizadora de California Dream Network de estudiantes indocumentados en todo el estado, dice que, en realidad, el descenso en los estudiantes que solicitan ayuda es mucho más pronunciado.

“Escuché en diferentes paneles que la disminución en las solicitudes puede ser tan alta como el 60 por ciento menos de estudiantes indocumentados que solicitan a través de la Ley Dream de California. Creo que creen que ya no califican por el final de DACA “, dijo.

“Ha habido mucha desinformación. La mayoría de ellos siente que debido a que DACA ha terminado, su acceso a la universidad también ha terminado. Es por eso que es tan importante que estén conectados con nuestra red y bien informados sobre cómo el final de DACA no tiene ningún efecto en su educación “, dijo.

“Eso no está relacionado y eso no debería interferir con sus planes universitarios”.
Los medios de comunicación, incluido Univision, informaron el mes pasado que el 30 por ciento de los estudiantes universitarios de DACA no se reinscribieron en el sistema universitario de California para este otoño.

A principios de este año, cuando los medios informaron una disminución del 42 por ciento en el número de solicitudes de ayuda financiera de estudiantes indocumentados, CSAC lanzó una campaña mediática para alentar a los estudiantes a postularse, y las aplicaciones de ayuda casi se duplicaron en el mes anterior a la fecha límite de marzo.

“Hicimos una encuesta en 2016 entre los adjudicatarios de (la ayuda financiera) para averiguar por qué algunos no reclamaban su asistencia financiera, y la mayoría no estaba al tanto de su aprobación, pero eso fue antes del final de DACA”, dijo Colston. “Los estudiantes deben saber que su información no se comparte con nadie más, es segura y se queda solo en nuestra oficina”.

DACA, que finalizará el 5 de marzo a menos que el Congreso actúe, brindó protección contra la deportación a aproximadamente 800,000 jóvenes indocumentados en todo el país, 28 por ciento de los cuales viven en California. También les proporcionó permisos de trabajo que comenzaron a expirar en septiembre.

Funcionarios de educación superior de California estiman que 72.300 estudiantes indocumentados están inscritos en colegios y universidades públicas del estado (60,000 en universidades comunitarias, 8,300 en Cal State y 4,000 en UC) y que la mitad estaban protegidos por DACA.

Portavoces de la Universidad de California y de los sistemas de la Universidad Estatal de California dijeron que no hay datos oficiales, ya que estas instituciones no rastrean el estado de inmigración de los estudiantes.

El “elevado nivel de ansiedad” entre los destinatarios de DACA y otros estudiantes indocumentados en general está detrás de la caída en las solicitudes de ayuda financiera, dijo Vivian Salazar, directora asociada del Programa Académico Avanzado de UCLA, durante el taller “Inmigración y su efecto sobre los estudiantes universitarios” en la cumbre de Alliance 2017 a principios de este mes.

Durante su presentación, explicó a los educadores y padres que asistieron al taller que un estudio reciente de estudiantes indocumentados en UCLA mostró que el 86 por ciento tiene un GPA de 3.0 o superior.

“Los datos muestran que son estudiantes académicamente fuertes”, dijo Salazar. “Pero sus sentimientos de miedo, ansiedad e incluso culpa en el caso de los estudiantes de DACA están teniendo un efecto negativo en ellos y en sus sueños de educación”.

También compartió datos de que el 90 por ciento de los estudiantes de DACA están preocupados por ser deportados, en comparación con el 70 por ciento de los estudiantes indocumentados que no son beneficiarios de DACA.

“Ya sea que exista DACA o no, estos estudiantes todavía van a la universidad. Nosotros, como educadores, consejeros y padres tenemos que apoyarlos, asegurarnos de que les proporcionemos la información correcta sobre la legislación y todas las redes de apoyo que pueden encontrar en sus escuelas y organizaciones externas “, dijo Salazar.

QUÉ TIPO DE AYUDA FINANCIERA PUEDE SOLICITAR UN “DREAMER”?

  • Cal Grant, Chafee Grant, Middle Class Scholarship
  • UC Grants, State University Grants
  • No pago de cuotas BOG de California Community Colleges (CCC)
  • EOP / EOPS
  • Algunas becas universitarias
  • Algunas becas privadas administradas por los campus

La fecha límite para la solicitud de todas las Cal Grants para Dreamers y  las otras ayudas mencionadas  es el 2 de marzo.

Leer siguiente