In Partnership with The 74

Conoce tus derechos: activistas de la educación en California redoblan esfuerzos para nada impida la educación de estudiantes indocumentados

Esmeralda Fabián Romero | December 7, 2017



Jóvenes Soñadores se manifestaron el martes en el centro de Los Ángeles para condenar la decision de Trump de terminar el programa DACA.

Los estudiantes indocumentados faltan a la escuela. Los padres no se presentan a los eventos escolares. Los estudiantes universitarios no se vuelven a inscribir. Las quejas sobre discriminación están explotando.

El final de DACA (Acción diferida para los llegados en la infancia) y la incertidumbre de que el Congreso pueda no aprobar un Dream Act  (Acta de los Sueños) antes del fin de año, está causando que los defensores de la educación en California redoblen sus esfuerzos para garantizar que las familias conozcan sus derechos y que los estudiantes continúen con su educación.

Para asegurar a las familias de California, los distritos escolares están creando políticas y los legisladores están aprobando leyes para fortalecer las protecciones para los estudiantes indocumentados.

“Vemos que no tantos padres asisten a talleres para padres, eventos escolares, actividades extracurriculares con estudiantes, y todo eso es resultado del alarmante clima de inmigración. Algunos distritos en el estado nos han informado de su preocupación por la disminución de asistencia e inscripción”, dijo Oscar Cruz, presidente de Families in Schools (Familias en las Escuelas) de Los Ángeles.

“La mayor preocupación es que los estudiantes e incluso los padres están reportando sufrir discriminación. Hemos recibido más llamadas pidiendo ayuda para presentar quejas por discriminación en los últimos seis meses que en los últimos cinco años”, dijo.

Estas son las leyes de California que protegen a los estudiantes indocumentados y su derecho a la educación:

 

SB 54 “The California Values Act” (Ley de los Valores de California)

  • Esta ley, que entra en vigor el 1 de enero, proporcionará salvaguardas esenciales para garantizar que las escuelas, los centros de salud, los tribunales y otros servicios públicos permanezcan accesibles para los californianos, independientemente de su estatus migratorio.
  • Las agencias policiales estatales, locales, la policía escolar y los departamentos de seguridad no pueden involucrarse en la aplicación de la ley de inmigración, excepto en circunstancias limitadas.
  • Las agencias estatales y locales que se encargan de aplicar las leyes tendrán prohibido participar en la detención de cualquier persona para su deportación sin una orden judicial.

 

SB 699 “Education equity” (Equidad educativa)

 

  • Esta ley, firmada por el gobernador en octubre, prohíbe a los funcionarios escolares y empleados de un distrito escolar, las oficinas de educación del condado y escuelas chárter recopilar información o documentos sobre ciudadanía o estatus migratorio de los estudiantes y sus familiares.
  • Sólo el superintendente de la agencia de educación puede informar oportunamente al consejo escolar de cualquier solicitud de información o acceso solicitado por la policía, inmigración u otra agencia de aplicación de la ley a un sitio escolar.
  • Requiere que la agencia de educación publique las políticas modelo que limitan la asistencia con la aplicación de la ley de inmigración en las escuelas públicas.
  • Asegura que las escuelas públicas permanezcan seguras y accesibles para todos los estudiantes de California, independientemente de su estado migratorio.
  • Requiere que todas las agencias de educación locales adopten las políticas modelo o políticas equivalentes para el 1 de julio de 2018.

AB 2000

  • Esta ley de 2014 es una extensión de AB 540 y exime a los estudiantes indocumentados del pago de la matrícula de no residentes en California State University y California Community Colleges.

 The California Dream Act –Acta de los Sueños de California (Ley de Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros):

  • Esta ley fue firmada en 2011 pero entró en vigor en 2013.  Permite a los niños que fueron traídos a los Estado Unidos, antes de haber cumplido 16 años, sin visa ni documentos de inmigración adecuados y que hayan asistido a la escuela de forma regular solicitar beneficios de ayuda financiera para estudiantes.

California Dream Act Resolution 20  (Resolución 20 del Acta de los Sueños de California):

Esta adición al California Dream Act, hecha en febrero de este año, se originó a medida que aumentaban los temores de que el programa DACA finalizaría, como sucedió en septiembre. La resolución asegura a los beneficiarios de DACA que con o sin DACA todavía tengan el derecho de solicitar ayuda financiera bajo los beneficios del California Dream Act.

  • Esta resolución establece que “todas las instituciones públicas de educación del estado, incluyendo la Comisión de Ayuda Estudiantil, el Departamento de Educación del Estado, la Universidad de California, la Universidad Estatal de California y la Oficina del Canciller de Community Colleges de California se han comprometido a hacer todo dentro del poder de la Ley para proteger a los Dreamers y los residentes con DACA de la discriminación”.
  • Reafirma a los “Dreamers” (Soñadores) que pueden solicitar ayuda financiera a través del Student Aid Commission (Comisión de Ayuda Estudiantil) sin arriesgar su información personal, ya que esta agencia no compartirá la información de los estudiantes con terceros.

 

AB 540

  • Esta Ley entró en vigencia en 2001 y permite a los estudiantes no residentes, tanto indocumentados como ciudadanos, que reúnen ciertos requisitos, pagar la matrícula estatal en las universidades de California.
  • Los estudiantes de AB 540 califican para los beneficios del California Dream Act, incluida la solicitud de ayuda financiera conocida como Cal Grants.
  • Para ser considerado un estudiante AB 540,  se deben haber completado tres años de escuela secundaria en California y haberse graduado.

DERECHO A UNA EDUCACIÓN COMO ESTUDIANTE INDOCUMENTADO

  • Todos los niños que viven en California tienen derecho a una educación pública gratuita, independientemente de la raza, nacionalidad, sexo, religión del niño o de su familia, ya sea que hablen inglés o no e independientemente  del estatus migratorio.
  • Las escuelas chárter no le pueden negar la admisión por ser indocumentado. Puede obtener más información sobre las admisiones a escuelas chárter aquí.
  • Algunos distritos escolares en California han declarado que son distritos escolares “safe zone” o “safe haven” (“zona segura” o “refugio seguro”), lo que significa que el distrito se compromete a resistir los esfuerzos de las autoridades de inmigración para ingresar al campus o utilizar registros escolares para fines de inmigración.
  • Las escuelas pueden solicitar facturas telefónicas, contratos de arrendamiento, declaraciones juradas u otros documentos para comprobar la residencia para efectos de inscripción, pero no prueba de su estatus migratorio.
  • Su escuela no debe impedir que se inscriba si no proporciona información sobre su ciudadanía o estatus migratorio.
  • Su distrito escolar no debe impedir que se inscriba en la escuela porque no tiene un certificado de nacimiento o tiene un lugar de nacimiento en el extranjero.
  • Su escuela no debe impedir que se inscriba porque no proporciona un número de seguro social.
  • Su escuela tiene el derecho de negarse a proporcionar su registro de estudiante, o parte de la información de su expediente a las agencias federales. Podrían compartirlo, a menos que usted solicite a la escuela que no comparta la información de su estatus migratorio.

Para obtener más información y recursos, visite el sitio web “my school rights” (mis derechos en la escuela) de ACLU aquí.


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

 

Leer siguiente