In Partnership with The 74

‘Sin excusas’—Los padres necesitan un reporte de calificaciones de las escuelas que puedan entender, revela un nuevo estudio

Esmeralda Fabián Romero | December 11, 2017



Todos los estados del país están obligados a emitir boletas de calificación de la educación que reflejen el rendimiento de los estudiantes en las escuelas públicas.

El problema es que a los padres se les dificulta localizarlas y leerlas, y en muchos casos, ni siquiera están disponibles en un idioma que entiendan, revela un informe reciente.

“Es fundamental proporcionar a las personas la información que necesitan, porque cuando las familias y las comunidades tienen la información correcta para tomar decisiones, los estudiantes destacan”, afirma.

El segundo análisis anual de las boletas de calificación de 50 estados, publicado el miércoles por The Data Quality Campaign (Campaña de Calidad de la Información), reveló que sólo nueve estados proporcionaron sus boletas de calificaciones en un idioma diferente al inglés, a pesar de que en todos los estados al menos el 5 por ciento de la población habla un idioma diferente al inglés en casa, y 1 de cada 10 estudiantes de escuelas públicas está aprendiendo inglés.

“No hay excusas para que los estados presenten boletas de calificaciones mejoradas el próximo año escolar bajo ESSA—Every Student Succeeds Act (Todo Estudiante Tiene Éxito),”, dijo Brennan Parton, directora de políticas de The Data Quality Campaign (Campaña de Calidad de la Información), que aboga por efectividad de la información  sobre la educación.

Ella dijo que muchos padres ni siquiera saben que existen boletas de calificación de las escuelas. Y a aquellos que saben les resulta muy difícil ubicarlas, acceder a ellas y entenderlas, e interpretar lo que significa la información sobre las escuelas de sus hijos.

“En una búsqueda básica de Google, tienes suerte si llegas al enlace correcto en los primeros tres intentos. Incluso cuando encuentras la página correcta, es confuso en qué enlaces hacer clic”, dijo Parton. “Hace que te preguntes ¿qué es lo que oculta el estado?, ¿por qué siempre es así?, ¿por qué no me resulta fácil usarlo?”.

El informe indica que el 91 por ciento de los padres expresaron que si tuvieran datos sobre el desempeño de una escuela, similar a la escala de puntajes de exámenes y tasas de graduación, usarían esa información para tomar decisiones sobre la educación de sus hijos. Y el 89 por ciento de los padres piensan que usar una escala de calificación A-F para calificar el desempeño general de una escuela los ayudaría a tomar esas decisiones.

Añadió que esto subraya que “la información es más oportuna que nunca”, porque la demanda de información es alta pues se requieren nuevos sistemas estatales de rendición de cuentas bajo la Ley Every Student Succeeds Act (ESSA)—Todo Estudiante Tiene Éxito, y que se podría proporcionar a los padres esta información más de una vez al año.

“Además de la información de evaluación de desempeño, hay otros aspectos sobre los que se podría reportar a lo largo del año y no sólo una vez al año en septiembre.

Ello podría ser un mejor recurso. Los padres opinan que al igual que un puntaje de calificación sólo en septiembre, la información sobre otros aspectos una vez al año no fue suficiente, y que la información contextual amplia el panorama general de una escuela”.

Las boletas de calificaciones en la mayoría de los estados, además de tener información muy compleja, también están escritas en un nivel de lectura profesional y con “una sopa de letras de acrónimos”, dijo Parton.

El informe indica que algunos términos escolares no tienen ningún sentido para el padre promedio.

“Cuando les preguntas a los padres qué quieren saber sobre el crecimiento de sus estudiantes, literalmente piensan en su crecimiento físico: ¿crecieron 2 pulgadas el año pasado? Y si hablas del ambiente escolar, piensan en el clima”, dijo Parton.

 

EL CASO CALIFORNIA

California ha adoptado un nuevo sistema de responsabilidad iniciado en la primavera, el California School Dashboard, que es la nueva forma del estado para evaluar las escuelas y los distritos escolares con una colección de casillas codificadas por colores que califican varios aspectos de las escuelas. El rojo corresponde a la calificación más baja y señala las escuelas y los distritos escolares con el rendimiento más bajo.

“Tenemos un grupo importante, alrededor de 21 escuelas en Los Ángeles, en el nivel de bajo rendimiento del estado y todavía clasificadas de forma segura en casilla de color amarillo”, dijo Seth Litt, director ejecutivo de Parent Revolution, en Los Ángeles, una organización sin fines de lucro que apoya a los padres que se esfuerzan por mejorar la educación de sus hijos.

Litt señaló que hay una creciente frustración sobre la claridad del sistema para que la familia promedio pueda tomar buenas decisiones. Es difícil de leer en dispositivos móviles y las traducciones de idiomas se realizan a través de la traducción de google, que no es precisa.

“Creo que los distritos escolares podrían tener una mejor oportunidad de utilizar la información de una manera más significativa”, dijo Litt. “Estamos trabajando estrechamente con LAUSD (Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles), el segundo distrito escolar más grande del país, sobre cómo pueden los distritos escolares compartir de manera más sólida pero también más útil que de la forma en que el estado lo está haciendo”, dijo.  “De hecho, los distritos pueden asumir el liderazgo en donde los estados no lo ejercen.”

Litt dijo que la elección de un nuevo gobernador el año próximo será un momento propicio para que esto suceda.

Los estados que publican boletas de calificación que son más fáciles de entender para los padres incluyen Wisconsin, Nuevo México y Louisiana. El sitio web de la boleta de calificaciones de Louisiana es fácil de encontrar porque aparece primero en los resultados de una búsqueda básica en internet. Y las boletas de calificaciones de Illinois y Virginia brindan más información que sólo los datos de rendición de cuentas.

Otros hallazgos importantes:

  • 18 estados no desglosan el rendimiento estudiantil en por al menos un subgrupo obligatorio, como raza, origen étnico, género, estudiantes del idioma inglés o estudiantes con discapacidades.
  • 43 estados informan clima escolar u otra información no académica y ofrecen mejor panorámica sobre las escuelas, incluidos los datos de ausencia crónica, disciplina y comportamiento, y los resultados de la encuesta de padres o estudiantes.
  • 28 estados incluyen una medida de crecimiento o progreso estudiantil al pasar del tiempo.
  • 22 estados proporcionan contexto para tasas de graduación de la escuela preparatoria altas al incluir la inscripción para estudios superiores en la boleta de calificaciones.

Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente