In Partnership with The 74

Dreamers de Los Ángeles son invitadas al informe presidencial de Trump y esperan demuestre que “tiene corazón”

Esmeralda Fabián Romero | January 29, 2018



Dreamer de Los Angeles Melody Klingenfuss es la invitada de la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para el informe del presidente Trump. (Cortesía)

Dos jóvenes beneficiarias de DACA de Los Ángeles han sido invitadas al informe presidencial del martes por Demócratas del Congreso, Van con la esperanza de que el presidente Trump anuncie una solución permanente para ellos y sus familias de permanecer juntos en este país.

Las dos jóvenes forman parte de una delegación de Dreamers de todo el país que han sido invitados por 24 demócratas de la Cámara de representantes y fueron elegidas por la Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA) para representar a jóvenes estudiantes indocumentados.

“Queremos ver cómo podemos cambiar las mentes de esas personas, realmente llegar a sus corazones”, dijo Melody Klingenfuss, de 23 años, quien fue invitada por la líder demócrata de la Cámara Nancy Pelosi para asistir al discurso como su invitada. Pero “tenemos que ser realistas de lo que vamos a encontrar. No será un ambiente amistoso, pero sabemos cuál es nuestra misión”.

Como beneficiaria de DACA, dijo que ha pasado por “una montaña rusa de emociones” desde septiembre cuando Trump anunció que eliminaría gradualmente el programa de Acción Diferida para Llegadas en la Infancia (DACA).

Ella se graduó el año pasado de USC con una maestría en liderazgo y administración de organizaciones sin  fines de lucro y ahora es una organizadora estatal del California Dream Network, dirigida por CHIRLA y que moviliza a jóvenes indocumentados así como a ciudadanos estadounidenses para apoyar los derechos de los inmigrantes indocumentados. También estudió en Cal State Los Angeles, donde obtuvo una licenciatura en comunicaciones y ciencias políticas en dos años.

Klingenfuss y otros Dreamers, o beneficiarios de DACA, esperaban que el Congreso aprobara el “Dream Act” “limpio” para el 19 de enero, que no dependía de la financiación de un muro fronterizo con México.

Los demócratas a favor del Dream Act han presionado a los republicanos a buscar una solución para los Dreamers antes del 8 de febrero. Pero la semana pasada, la administración Trump propuso un camino hacia la ciudadanía para unos 1.8 millones de jóvenes indocumentados. Sin embargo, a los Dreamers le tomaría hasta 12 años obtener la ciudadanía. El trato de Trump también requiere un compromiso de $ 25 mil millones para construir un muro fronterizo con México.

La propuesta de Trump es el peor de los casos, dijo Itayu, quien también asistirá  a el informe del martes por la noche como invitada del congresista Jimmy Gómez.

Itayu, beneficiaria de DACA, será invitada del congresista demócrata Jimmy Gómez en el informe del presidente Trump. (Cortesía)

Itayu, quien tiene 19 años y no quiso dar su apellido, espera que los Dreamers en el discurso de esta noche muevan los corazones de los miembros del Congreso para aprobar el Dream Act. Pero “Usaré lo que diga (Trump) el martes y lo llevaré a mi comunidad de inmigrantes, para que sepamos qué esperar y cuán fuertes debemos permanecer”, dijo.

Itayu completó su primer año en Hood College en Maryland, pero no regresó en el otoño debido a la incertidumbre sobre lo que significaría su estatus legal para su educación. Ahora está tomando clases en Pasadena City College y planea regresar a Hood College en el otoño si se aprueba un Dream Act u otra solución permanente.

“Estoy acostumbrado a las luchas”, dijo Itayu, quien fue traída a los Estados Unidos desde México por sus padres cuando tenía 6 meses de edad. Descubrió que era indocumentada a los 14 años. “Aprendes de las luchas, y sigues creciendo como persona. No nos daremos por vencidos ahora. Seguiremos luchando”.

Itayu se unió a California Dream Network el año pasado y dijo que le ha enseñado a canalizar su frustración para luchar por sus derechos.

“Espero que Trump tenga un corazón no solo por los 800,000 inmigrantes DACA sino también por los otros 11 millones de inmigrantes y que haga lo correcto”.

Klingenfuss también está acostumbrada a las luchas. Luchar por un Dream Act no es su primera batalla. Llegar a la universidad a pesar de que sentía que no contaba con el apoyo adecuado de sus consejeros escolares es una batalla que ya ganó.

Asistió a la John Burroughs Middle School del Distrito Escolar de Los Angeles y a la Fairfax High School, donde dijo que el personal no sabía cómo apoyarla adecuadamente como estudiante indocumentada. “Tuve que llegar a la universidad por mi misma”, dijo Klingenfuss, a quien  su madre trajo a los 9 años a los Estados Unidos desde Guatemala. “LAUSD es un distrito escolar tan grande que no puede brindar el apoyo, solo aumenta al obstáculo”.

Se estima que entre el 30 y el 40 por ciento de los estudiantes del LAUSD son hijos de familias inmigrantes de estatus mixto y podrían verse afectados por la deportación, según CARECEN.

Debido a que su madre trabaja en educación, esta pudo dirigirla a los recursos que necesitaba para ingresar a la universidad. Su madre también es inmigrante y trabaja como educadora en una escuela charter de Los Ángeles.

“Tuve la motivación para superar las dificultades, como no tener a nadie que me ayude a cumplir mis plazos de solicitud, estos son diferentes para los estudiantes indocumentados. Muchos de nosotros lo logramos, pero demasiados estudiantes indocumentados a menudo no tienen acceso a la educación superior porque no tenemos las mismas oportunidades “.

Itayu también dijo que, como estudiante indocumentada, no tenía suficiente apoyo en la escuela preparatoria. Asistió a Alliance Marc y Eva Stern Math y Science High School, una escuela secundaria chárter con un “ambiente de apoyo”, pero sintió que sus consejeros no estaban preparados para ayudarla con los recursos que necesitaba como estudiante indocumentada. “Mi consejero no estaba al tanto del proceso de California Dream Act, por ejemplo, pero sí pudo ayudarme con el examen SAT y mi solicitud para la universidad”, dijo.

“Ya sea que tengas DACA, califiques para el Dream Act o no, todos los estudiantes indocumentados tienen derecho a la educación”, dijo Itayu. “Debemos continuar nuestra educación independientemente de esta situación”.

En otras noticias de DACA, los estudiantes indocumentados en los nueve colegios comunitarios de Los Ángeles podrán aprovechar un nuevo fondo para pagar sus renovaciones de DACA.

El rector del Distrito de Colegios Comunitarios de Los Ángeles (LACCD), Francisco Rodríguez, y el asambleísta estatal Miguel Santiago anunciaron durante el fin de semana la creación de un fondo que pagará la tarifa de renovación del permiso de $ 495 para estudiantes elegibles de DACA y les ayudará a procesar sus solicitudes.

CHIRLA y otras organizaciones de derechos de los inmigrantes están contribuyendo al fondo, al que también se suman fondos estatales.

Rodríguez dijo que la inscripción en los nueve colegios ha disminuido desde que el presidente Trump anunció en septiembre que eliminaría gradualmente el programa DACA.

Debido a que muchos de los 11,000 estudiantes indocumentados de community colleges son beneficiarios de DACA,  dijo Rodríguez en una conferencia de prensa el sábado en Los Angeles City College, desde donde envío un mensaje para asegurarles a dichos estudiantes que LACCD los apoyará en su educación.

Leer siguiente