In Partnership with The 74

Voz de los Padres: Te decían que no, pero tu sabías que tu hijo con autismo podía triunfar, ¡y tenias razón!

Esmeralda Fabián Romero | April 11, 2018



Cada semana, nos sentamos con los padres de Los Ángeles para hablar sobre sus estudiantes, sus escuelas y qué preguntas o sugerencias tienen para su distrito escolar. (Vea nuestras entrevistas anteriores).


El hijo mayor de Sylvia López fue diagnosticado con autismo a temprana edad. James estaba en clases de educación especial desde preescolar hasta secundaria. Pero cuando llegó a la preparatoria o high school, López y su esposo querían que él tomara clases regulares. Sabían que tenía el potencial para tomar clases de preparación para la universidad y graduarse.

Tenían razón. James se graduó de Bell High School en 2015 con un diploma de bachillerato regular y ahora está en su segundo año  de universidad en East LA College.

“Le diagnosticaron autismo a los 3 años, no hablaba hasta los 6 años, no podía dormir, y ahora habla mucho, cuenta todos mis secretos y está en la universidad”, dijo López.

“No fue fácil llegar ahí”, dijo. Para hacerlo, tuvo que ir en contra de la intención de la escuela de ubicarlo en lo que se denominaban como clases de retraso mental (MR). Ese término fue utilizado por el LAUSD para las clases de educación especial hasta el año 2016 cuando se remplazó dicho termino con discapacidad intelectual.

“Tuvimos que luchar para ponerlo en clases regulares. Entonces solo ofrecían clases de MR en la mayoría de las high schools. Pero el retraso mental no es lo mismo que el autismo, así que tuvimos que luchar contra eso “, dijo López.

James está en el espectro leve del autismo, por lo que ella sabía que podría prosperar en la escuela si se convertía en su defensora. Así que se mantuvo en contacto muy cercano con la escuela, se ofreció como voluntaria y se puso a disposición para ayudar de cualquier manera posible.

“Tuve una relación con todos en la escuela, los maestros, el director, los administradores, el conductor del autobús. Todos me conocían, así que no podían decir que no cuando pedimos algo “, dijo. “Nunca pedí nada por mí, sino para mis hijos, y la escuela reconocía eso”.

López dijo que James tuvo una “excelente experiencia en la high school” porque los maestros vieron su esfuerzo. “Se esforzó mucho, trabajó muy duro y obtuvo la ayuda que necesitaba de los profesores. Como lo vieron siempre esforzándose, sus maestros siempre le dieron ayuda extra”.

Ella continuó haciendo lo mismo con sus otros dos hijos, que también tienen autismo. Su hijo mediano tiene 19 años. También se graduó de la escuela preparatoria el año pasado y ahora asiste a una escuela de transición. Su hijo menor tiene 17 años y está en el grado 11. Ambos no se comunican verbalmente. Ella también tiene una hija, que tiene 23 años y no es autista. Ella asiste a Cal State LA.

“Los tres están prosperando, porque saben que tienen una madre quien les tiene paciencia, que los ama, que está allí para ser su mejor defensor”, dijo López.

Ella dijo que constantemente está aprendiendo algo nuevo, pero una cosa que sí sabe es que “estar bien informado es muy valioso, es por eso que comparto lo que sé”. Es voluntaria de numerosos grupos de defensa del autismo como la Sociedad de Autismo de Los Ángeles. y la Red de Necesidades Especiales, entre otros, donde ayuda a familias de bajos ingresos y minorías al compartir información con ellos y dirigirlos a los recursos de apoyo que existen.

La junta directiva de LA Unified votó el martes para aprobar la designación de abril como Mes de Concientización sobre el Autismo. La División de Educación Especial presentó los últimos datos sobre estudiantes con autismo en las escuelas de Los Ángeles. Según la presentación, hay 15,500 estudiantes en el distrito con autismo; 64 por ciento son latinos, y casi la mitad – 47 por ciento – están en los grados de primaria.

¿Cómo te convertiste en un buen defensor de tus hijos en la escuela?

Tienes que estar presente, tienes que estar al tanto de las cosas. Tienes que estar encima del maestro, la administración, además de la terapia. Una cosa que me ha ayudado con mis hijos es participar. Siempre me hice presente en la escuela, asistiendo a muchos talleres, clases, voluntariado. He estado allí todo el tiempo. Siempre habla sobre lo que tu hijo necesita, déjale claro a la escuela que estás pidiendo por tu hijo, no por ti mismo. Además, debes informarles que el espectro del autismo es muy diferente, pregunta cuáles son las necesidades de tu hijo. Debes ser valiente, no tener miedo de ser el defensor de tu hijo porque nadie va a abogar por tu hijo como tu. No importa si no dominas el idioma o si no tienes suficiente educación. Nadie conoce a tu hijo como tú.

¿Cómo conseguiste que la escuela te diera lo que pediste para tus hijos?

La escuela está más dispuesta a trabajar contigo si te ven involucrado. No es que yo no tenga nada mejor que hacer. Es solo que trato de hacer lo mejor para asistir a eventos escolares y aprender, porque todo cambia constantemente, así que me involucro para aprender también. Tienes que ser diligente.

¿Qué crees que es importante que los educadores sepan sobre los estudiantes autistas?

Deben respetarlos, deben ser comprensivos, compasivos y tolerantes. Comprender que los niños con necesidades especiales, no son uno igual que el otro, y ellos necesitan ser comprensivos. Muchas veces cuando tienen un estudiante con discapacidades, de inmediato vacilan, incluso tienen miedo. Mucha gente reacciona de esa manera. Estos son niños muy incomprendidos. Al igual que cualquier otra persona, ellos necesitan cortesía y compasión más que nada. ¡Cosas realmente maravillosas vienen de estos niños! Mis tres hijos saben cómo cocinar, limpiar, lavar la ropa y otras tareas. Los necesito más de lo que me necesitan ellos a mi. !Ellos traen tanta alegría a mi vida!

Estos son algunos sitios web que López recomienda a los padres de niños con autismo:

Special Needs Network, ofrece clases de ocho semanas los sábados para capacitar a los padres para abogar por sus hijos.

La Fundación A.Skate, ofrece terapia ocupacional que se enfoca en las habilidades motoras y en la terapia social y conductual.

A Walk On Water, ofrece terapia de surf.

Autism Society of Los Angeles, ofrece talleres sobre las leyes y muchos otros recursos.

 

Leer siguiente