In Partnership with The 74

Dos tercios de los votantes de California dicen que la educación es un tema “muy importante” en la elección gubernamental, según una encuesta

Esmeralda Fabián Romero | April 18, 2018



¿Qué importancia tiene la educación pública K-12 para los votantes de California cuando elijan un nuevo gobernador este año?

Aparentemente, mucha, y ese sentimiento está creciendo.

Casi dos tercios (64 por ciento) de los posibles votantes en una nueva encuesta llamaron a la educación un asunto “muy importante”, una percepción que aumentó de 58 por ciento hace cuatro años cuando se hizo la misma pregunta.

Un total del 90 por ciento dijo que las posiciones de los candidatos en educación son importantes para ellos.

La encuesta estatal de Los Californianos y la Educación del Public Policy Institute of California, lanzada la semana pasada, cubrió temas de educación, incluyendo las carreras políticas, percepciones de las escuelas, el Tablero Escolar de California y preocupaciones de inmigración. PPIC ha llevado a cabo su encuesta anual K-12 desde 2005.

“A pesar del clima político rencoroso, las mayorías en todas las líneas coinciden en que las posiciones de los candidatos en las escuelas públicas K-12 son muy importantes para decidir a quién apoyar”, dijo en un comunicado Mark Baldassare, presidente y director ejecutivo de PPIC.

“La proporción de votantes probables que dijeron que la posición del candidato en K-12 es muy importante para ellos cuando piensan en la carrera del gobernador es estable en general, pero ha aumentado desde 2010”, dijo Luna Lopes, investigadora asociada de la encuesta, en una entrevista.

Cuando se preguntó a los encuestados: “Si la elección primaria de junio para gobernador se realizara hoy, y estos fueran los candidatos, ¿por quién votarían?” 26 por ciento de los encuestados dijeron que darían su voto a Gavin Newsom, 15 por ciento a John Cox, 13 por ciento a Antonio Villaraigosa, 10 por ciento a Travis Allen, 7 por ciento a John Chiang y 6 por ciento a Delaine Eastin.

La encuesta también encontró que un porcentaje abrumador de votantes probables no están decididos sobre por quién votarán en las elecciones primarias no partidistas para el superintendente estatal de instrucción pública. Las tres cuartas partes dijeron que aún no saben a quién darán su voto. Entre los otros encuestados, Tony Thurmond y Marshall Tuck empataron con un 13 por ciento cada uno.

APROBACIÓN DE LAS ESCUELAS

Los padres de California demostraron tener una percepción general positiva de sus escuelas públicas locales.

Cuando se les preguntó cómo calificarían la calidad de las escuelas públicas en su vecindario, el 34 por ciento de todos los encuestados dio a sus escuelas una B. Quienes dieron a sus escuelas una calificación A aumentaron al 20 por ciento, en comparación al 16 por ciento de hace cinco años. Entre los padres de las escuelas públicas, esos porcentajes eran aún más altos.

“Existe una preocupación cuando se trata del sistema educativo en general, pero cuando les preguntamos sobre sus escuelas específicas, piensan muy positivamente sobre ellas. No es muy algo inesperado”, dijo Lopes. “Cuando les pedimos a los padres que le den una calificación a sus escuelas públicas, generalmente dan una calificación muy positiva”.

La diferencia es similar a una desconexión significativa en cómo los padres piensan que es el rendimiento de sus hijos en la escuela frente a la realidad. Una encuesta nacional realizada el año pasado por Learning Heroes, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, DC, descubrió que 9 de cada 10 padres piensan que sus hijos se desempeñan a nivel de grado o superior en matemáticas y lectura. Pero los resultados de la Evaluación Nacional de Progreso Educativo, conocida como la boleta de calificaciones de la nación, revelan que solo 1 de cada 3 estadounidenses de cuarto y octavo grado son competentes en lectura, y los resultados de este año, publicados la semana pasada, fueron en su mayoría sin inmovibles.

Por primera vez, la encuesta incluyó una pregunta sobre el acceso de los padres a las escuelas y la calidad de las escuelas.

Inesperadamente, Lopes dijo que, en una abrumadora mayoría, más de 8 de cada 10 padres de escuelas públicas (el 83 por ciento) dijeron que sienten que pueden encontrar fácilmente información sobre la calidad de la escuela de sus hijos.

Pero más de la mitad de ellos, el 56 por ciento, dijeron nos saber nada acerca del California School Dashboard. La nueva herramienta de evaluación escolar codificada por colores del estado que usa múltiples medidas para evaluar el rendimiento de las escuelas K-12.

“Eso es algo que realmente nos impactó”, dijo Lopes. “Esto realmente nos hace preguntarnos a que fuentes están  recurriendo los padres para buscar información sobre la calidad de la escuela de sus hijos. Definitivamente queremos explorar en futuras encuestas sobre si los padres recurren a los sitios web de las escuelas, los medios de comunicación, amigos y familiares, o vecinos para tener una idea de cómo son las escuelas en su comunidad”.

Otra pregunta nueva en la encuesta de este año fue qué tipo de escuela elegirían los padres si no existieran problemas de costo o ubicación.

Considerando que todas estuvieran en las mismas circinstancias, el 35 por ciento de los padres escogería una escuela pública, el 31 por ciento escogería una escuela privada, el 18 por ciento una escuela religiosa y el 13 por ciento una escuela charter autónoma.

“Esta es la primera vez que hacemos esta pregunta. Es una pregunta nacional, consultada el año pasado por la encuesta nacional Phi Delta Kappa Langer Research, y se obtuvieron resultados bastante similares a los que encontramos “, dijo Lopes.

Ella explicó que esto encaja con la percepción positiva general de la gente sobre sus escuelas locales.

También la información nueva en la encuesta de este año, y con los resultados esperados, fue que el 82 por ciento de los padres dijeron que estaban preocupados por la amenaza de un tiroteo masivo en sus escuelas locales. La encuesta comenzó un día después de las manifestaciones de March for Our Lives en todo el país ,que surgieron luego del trágico tiroteo escolar de febrero en Parkland, Florida. Pero el 68 por ciento de los padres respondió estar opuesto  a permitir que más maestros y otro personal escolar porten armas en las escuelas.

La encuesta también reveló preocupación sobre el impacto de la aplicación de la ley de inmigración en las escuelas públicas: el 70 por ciento de los encuestados dijo estar algo o muy preocupado de que la aplicación federal de inmigración afectará a los estudiantes indocumentados en las escuelas públicas locales y sus familias.

La encuesta estatal de PPIC interrogó a más de 1,700 residentes adultos de California del 25 de marzo al 3 de abril, en inglés y español, sobre varios temas de educación.

Leer siguiente