In Partnership with The 74

¿Cuántos estudiantes del LAUSD son realmente elegibles para la universidad? el LAUSD reportará una segunda tasa de graduación, mientras se compromete a prepararlos mejor

Esmeralda Fabián Romero | June 15, 2018



Sara Mooney, jefa del programa de educación de United Way of Greater LA, y miembros de la Coalición CLASS celebran el martes la aprobación de la resolución “Cerrar la brecha”  a las afueras de la sede del LAUSD.

El Distrito Escolar Unificado de LA, LAUSD, hizo un gran compromiso el martes: para el año 2023 todos los estudiantes estarán listos para la universidad. Para asegurarse de que los padres puedan responsabilizar al distrito, ahora reportará dos tasas de graduación diferentes. Una de ellas indicando cuantos de los graduados realmente son elegibles para una universidad de cuatro años.

Mediante la aprobación unánime de la resolución “Realizando la promesa para todos: cerrar la brecha en 2023”, los miembros del consejo escolar, “se comprometen públicamente” con los estudiantes, incluidos los estudiantes de inglés, educación especial, jóvenes en hogares de acogida y aquellos que viven en la pobreza apoyo que necesitan para graduarse elegibles para solicitar admisión a una universidad estatal de cuatro años.

“Estamos elevando el nivel, aspirando y confiando en lo que podemos lograr”, dijo la presidenta de la junta Mónica García, quien fue coautora de la resolución junto con los miembros del consejo escolar Richard Vladovic, Ref Rodriguez y Kelly Gonez.

La resolución también ordena al distrito que desarrolle planes más estrictos de mejora de la escuela y exenta a los directores de las escuelas con el rendimiento más bajo de tener que contratar maestros de la lista de “maestros desplazados” del distrito. Estos son aquellos maestros que han perdido sus puestos en una escuela pero no han sido contratados en otra.

El vicepresidente de la Junta Nick Melvoin solicitó el martes que la resolución se modifique para incluir un requisito de que el distrito informe dos tasas de graduación cada año escolar, uno que refleje el porcentaje de estudiantes que se graduaron cumpliendo con los estándares estatales y otro que demuestre cuántos fueron elegibles para aplicar a las universidades.

La diferencia es qué grado reciben los estudiantes en un conjunto de clases de preparación para la universidad llamadas cursos A-G, que todos los estudiantes deben tomar para graduarse. Los estudiantes que aprueben esas clases con D aún son elegibles para graduarse, pero necesitan una C o mejor en esas clases para poder ser elegibles  a la Universidad de California o Cal State.

El año pasado, el 80 por ciento de la clase sénior se graduó, pero solo el 56 por ciento aprobó todas sus clases A-G con una C o mejor.

“Quiero asegurarme de que todos nuestros estudiantes no solo puedan obtener un diploma, sino que el diploma que obtengan significará que se están graduando listos para la universidad y la carrera”, dijo Melvoin el miércoles por correo electrónico. “No podemos simplemente celebrar nuestras crecientes tasas de graduación sin responsabilizarnos por el 44 por ciento de los estudiantes en la graduación de 2017 que se graduaron de la preparatoria sin ser elegibles para asistir a una universidad estatal”.

El año pasado, solo el 53 por ciento de los estudiantes latinos, el 28 por ciento de los jóvenes en el sistema de crianza y el 22 por ciento de los egresados ​​de inglés fueron elegibles para la universidad, según la Coalición CLASS de United Way of Greater Los Angeles, cuyos miembros hablaron en la reunión del martes, uniéndose a docenas de padres y defensores de la educación que se reunieron fuera de la sede central del distrito para apoyar la resolución para “cerrar la brecha”.

Sara Mooney, directora del programa de educación de United Way of Greater LA, dijo que la resolución no significa que los estudiantes de preparatoria tendrán que graduarse con una C o mejor. “El requisito de ser elegible no está en los estudiantes para alcanzar esa meta, sino en el distrito para proporcionar el apoyo para que estén preparados para alcanzar una C o mejor, pero no ahora. Por ahora, la meta es que el distrito proporcione, y se refleje en el presupuesto, el apoyo que los estudiantes necesitan para alcanzar esa meta”.

Menos del 2 por ciento del presupuesto general del distrito se destina a programas que apoyan específicamente los logros de los estudiantes con mayores necesidades, de acuerdo con CLASS, o las Comunidades para el éxito estudiantil de Los Ángeles, que impulsaron la creación de esta resolución.

CLASS, encabezado por United Way Greater of LA,  es una colaboración de 150,000 padres, estudiantes y educadores, y 70 organizaciones comunitarias y de derechos civiles, dedicadas a garantizar que todos los estudiantes reciban una educación equitativa.

García dijo que la resolución busca acabar con la práctica de que las escuelas de bajo rendimiento se conviertan en el hogar de los maestros desplazados y reconoció que se deberán hacer algunos cambios a la política de exigir a los directores que contraten primero la lista de maestros desplazados.

“No estamos determinando una política sobre a dónde deberían ir esos maestros, pero ciertamente estamos diciendo que no aquí” en las escuelas de bajo rendimiento, dijo García. “Esta resolución se trata de la proteger a las escuelas con mayores necesidades de esta práctica”.

“Esta resolución es solo el comienzo. LA Unified tiene que hacer cambios y hacer las cosas de manera diferente para poder progresar en estas áreas “, dijo el superintendente Austin Beutner. Su oficina tendrá que elaborar un plan sobre cómo alcanzar esos objetivos dentro de los 180 días.

Según lo ordenado por la resolución, el distrito tendrá que enfocarse en apoyar las escuelas de más bajo rendimiento basándose en la resolución del “índice de necesidad de equidad estudiantil 2.0”, que se aprobó en abril y proporciona un modelo de financiamiento primario para asegurar dólares destinados a los estudiantes con mayores necesidades los alcanzan.

El superintendente también tendrá que informar al consejo sobre los pasos que se darán para apoyar a las escuelas con mayores necesidades en la contratación y retención de maestros y ayudantes altamente calificados, con base en la resolución del “Marco de Desempeño Escolar”, también aprobada en abril, que permite el distrito para identificar y rastrear el desempeño general de cada escuela anualmente con un conjunto uniforme de medidas para evaluarlas para que los padres puedan compararlas.

PLANES DE MEJORAMIENTO

La resolución también apunta a fortalecer los planes de mejora que cada escuela debe tener.

Afirma que “todas las escuelas participan en un proceso de desarrollo de Plan Individual para el Aprovechamiento Estudiantil que incluye análisis de “investigación de la raíz de la causa y presupuesto basado en equidad”, que ayudaría a las escuelas a alcanzar mayores expectativas permitiendo a los líderes escolares tomar sus propias decisiones de como mejorar sus escuelas.

“Tenemos que dejar que el liderazgo de las escuelas tome decisiones sobre cómo abordar mejor esos asuntos”, dijo García en una entrevista el viernes pasado.

Un grupo de padres ha estado solicitando durante meses que el distrito revise los planes de mejora actuales en las escuelas con el rendimiento más bajo.

“Alcanzar cualquier objetivo ambicioso requiere un buen plan y hacerse responsable de seguir ese plan”, dijo Seth Litt, director ejecutivo del grupo de defensa Parent Revolution, que está apoyando a los padres.

“La mayoría de los miembros de la junta reconocieron que el próximo paso para mejorar los resultados para los niños de este distrito es que LAUSD observe más de cerca sus esfuerzos actuales para mejorar las escuelas de bajo rendimiento, incluyendo una mirada cercana a sus planes actuales de mejoramiento escolar”, dijo. adicional.

Vladovic se disculpó con los padres durante la reunión, diciendo que había revisado los planes y estuvo de acuerdo con su evaluación. “Lo siento, tenían razón”, dijo. “Los planes están escritos pero no hay coordinación de servicios. … El plan básico debería comenzar, dónde están los déficits, qué necesitan los niños”.

Respondiendo a una solicitud, el superintendente brindará más información sobre el estado de los planes, el miembro del consejo Scott Schmerelson dijo: “No quiero información, quiero que los directores verifiquen los planes”.

Uno de los principales objetivos de la resolución es revertir la alta tasa de estudiantes en el distrito que no cumplen con los estándares académicos. Más del 60 por ciento de los estudiantes de tercer, octavo y undécimo grado obtuvieron calificaciones inferiores a los estándares en las pruebas estatales de artes del idioma inglés y más del 70 por ciento obtuvieron calificaciones inferiores a los estándares en matemáticas.

Esas tasas son aún más altas en las escuelas de bajo rendimiento crónico, donde el 88 por ciento de los estudiantes obtienen puntajes por debajo de los estándares en inglés y el 90 por ciento en matemáticas.

Durante la reunión del martes, la junta también aprobó por unanimidad la resolución de Rodríguez “Incrementando los apoyos para estudiantes LGBTQ +, sus familias y escuelas”, que entre otras cosas reconocerá octubre como el Mes de la Historia LGBTQ+  y aumentará el entrenamiento LGBTQ + de competencia para educadores, personal, administradores y padres.

La junta también aprobó a la ex superintendente interina Vivian Ekchian como nueva superintendente adjunta de escuelas, con un salario anual de $ 262,500.

También el martes, se presentó al nuevo miembro de la junta estudiantil, Tyler Okeke quien iniciará en el puesto  en agosto.

Objetivos de la resolución “Cerrar la brecha” para 2023:

  • Preparar a todos los estudiantes para que sean competentes en las evaluaciones de lectura al finalizar el primer grado.
  • Preparar a todos los alumnos de tercer grado para que cumplan o superen los estándares de las evaluaciones sumativas estatales, sentando las bases para la alfabetización, la preparación para la universidad y la carrera profesional.
  • Preparar a todos los estudiantes inicialmente identificados como estudiantes de inglés en kínder o primer grado para que sean Reclasificados como Proficientes en Inglés (RFEP) para el final del sexto grado.
  • Asegurar que todos los potenciales aprendices de inglés a largo plazo, los estudiantes de inglés a largo plazo y los estudiantes de inglés en riesgo participen en el proceso del Plan de Reclasificación Individual (IRP) para garantizar que se cumplan los puntos de referencia.
  • Asegúrese de que todos los estudiantes de inglés estándar experimenten el inglés en los entornos del aula que validen, valoren y desarrollen el idioma y la cultura de los alumnos.
  • Preparar a todos los Estudiantes de inglés y estudiantes matriculados en programas de Lenguaje Dual desde el jardín de infantes o primer grado para recibir los sellos de alfabetización bilingüe en los grados 5, 8 o 12.
  • Preparar a todos los estudiantes de octavo grado para que estén preparados para G-A, como se demostró con una “C” o mejor en el nivel de grado en artes del lenguaje inglés y matemáticas.
  • Prepare a todos los graduados de la escuela secundaria para que sean elegibles para postularse a una universidad de 4 años de California y asegúrese de que estén bien equipados para las oportunidades profesionales definidas por el Departamento de Educación de California.
  • Preparar a todos los estudiantes de la escuela secundaria para completar con éxito al menos una colocación avanzada, un bachillerato internacional o un semestre / dos cuartos de los cursos de inmersión dual.
  • Asegurarse de que todos los estudiantes de 4º a 12º grado informen tener al menos una conexión de apoyo para adultos en su sitio escolar según la Encuesta anual de experiencia escolar.

 

Leer siguiente