In Partnership with The 74

Más de la mitad de los graduados de preparatoria en California aún no cumplen con los requisitos mínimos para las universidades públicas del estado

Mario Koran | August 1, 2018



The back image of the graduates wearing a yellow tassel hat.

Menos de la mitad de los graduados de la high school en California cumplieron el año pasado los requisitos mínimos para las universidades públicas del estado, según datos divulgados el jueves por el Departamento de Educación del estado.

Eso es a pesar de lo que el departamento llama una “tendencia de crecimiento significativa” en las tasas de graduación en la última década.

Pero dicha tendencia terminó con los nuevos datos del año reciente. La tasa de graduación del estado para 2017 disminuyó en un punto porcentual debido a una auditoría realizada por la Oficina del Inspector General del Departamento de Educación de EE. UU, la cual determinó que California no había calculado sus tasas de graduación de acuerdo con los requisitos federales.

Según el nuevo cálculo, la tasa de graduación estatal bajó del 83.8 por ciento en 2016 al 82.7 por ciento en 2017. Por lo tanto , la tasa de graduación en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), disminuyó de 77.3 por ciento a 76.1 por ciento. Sin embargo, el LAUSD  señaló el jueves pasado que el estado no había contado las escuelas chárter afiliadas del distrito, que son operadas por el distrito, por lo que su tasa de graduación ajustada para 2017 en realidad fue del 76.8 por ciento.

Un portavoz del departamento, sin embargo, dijo que las cifras de este año no deberían compararse con las anteriores, ya que se compilaron con diferentes cálculos.

“Son cálculos totalmente diferentes que incluyen diferentes estudiantes”, dijo el portavoz del departamento, Scott Rourke.

La nueva metodología implica que tres grupos de estudiantes no se cuentan en las tasas de graduación:

  • Estudiantes que obtienen un diploma de educación para adultos
  • Estudiantes que aprueban el examen de aptitud de la escuela secundaria, que es similar al GED
  • Estudiantes que abandonan la escuela secundaria e ingresan a un programa de educación para adultos, o se inscriben en un programa de diploma de escuela secundaria en una universidad comunitaria y luego se gradúan.

 

En el futuro, California calculará sus tasas de graduación de esta nueva manera, pero no cambiará retroactivamente las tasas de años anteriores, aunque la auditoría federal describió los números como poco confiables y recomendó que se reelaboraran.

Si bien menos de la mitad de los graduados de 2017 cumplieron con los requisitos para postularse a las universidades públicas del estado, ese número ha ido en aumento. En 2013, solo el 39.4 por ciento de los graduados eran elegibles; en 2016, 45.4 por ciento lo fueron, y en 2017 un 46.8 por ciento. Para ser elegibles a las universidades estatales, los estudiantes deben completar un conjunto de cursos de preparación para la universidad con una calificación minima de “C”.

El departamento destacó su comunicado de prensa sobre las nuevas tasas de graduación señalando que las tasas de graduación de este año en las escuelas tradicionales son más altas que las de las escuelas charter autónomas, una vez que se excluyen las escuelas alternativas.

Si bien las tasas de graduación en las escuelas tradicionales superan a las de las escuelas autónomas (91.5 en comparación con el 82 por ciento), un mayor porcentaje de estudiantes deja las escuelas charter listas para ingresar a las universidades estatales. En las escuelas tradicionales, el 47 por ciento se graduó cumpliendo con los requisitos de la universidad estatal. Un poco más del 50 por ciento de los graduados de escuelas charter cumplieron con esos requisitos.

“Esta es la última de una interminable serie de llamadas de atención a Sacramento, donde la inercia continúa impidiendo que nuestras escuelas públicas mejoren significativamente”, dijo en un comunicado Bill Lucia, presidente del grupo de abogacía educativa Edvoice.

“Estas cifras son alarmantemente bajas, especialmente para los estudiantes más vulnerables de nuestro estado. Solo la mitad de los estudiantes en California se gradúan de la escuela preparatoria. En el condado de San Francisco, poco más de la mitad de los estudiantes afroamericanos – 56.4 por ciento – se gradúan. En el condado de L.A., menos de dos tercios de los estudiantes aprendices de inglés – 62.1 por ciento – se gradúan. Esas son desventajas inaceptablemente bajas para los niños matriculados en las escuelas públicas de California. El estado claramente está fallando a sus niños más vulnerables. Todos los niños merecen que las escuelas públicas funcionen”.

Leer siguiente