In Partnership with The 74

LA voz de los padres: Mi hija tiene asistencia perfecta, pero ojalá todos los niños no faltaran a la escuela

Esmeralda Fabián Romero | August 14, 2018



Magda Karina Vargas, a la derecha, mientras su grupo de resolución de problemas presenta su plan para mejorar la asistencia escolar a los funcionarios del LAUSD. (Cortesía: LAUSD Distrito de la Junta Escolar 5)

Cada semana, nos sentamos con los padres de Los Ángeles para hablar sobre sus estudiantes, sus escuelas y qué preguntas o sugerencias tienen para su distrito escolar. (Vea nuestras entrevistas anteriores).


De todas las cosas que Magda Karina Vargas ha aprendido durante su trabajo voluntario en la escuela de su hija, lo que más le preocupa es el gran impacto que tiene el faltar a la escuela, tanto para su su aprendizaje como para la escuela misma.

Su hija, que cursa el tercer grado en la primaria Ellen Ochoa del LAUSD, ha tenido asistencia perfecta desde el kinder. Pero Vargas, madre de dos hijos que vive en Cudahy, en el sureste de Los Ángeles, ha estado preocupada sobre el por qué otros niños faltan a la escuela tan a menudo que se unió a un grupo de resolución de problemas iniciado por padres en su escuela. Dicho grupo busca encontrar formas de reducir las ausencias crónicas de los estudiantes .

Las ausencias de los estudiantes continúan aumentando en LA Unified, y es un problema costoso.

El estado les paga a las escuelas por cada día que un niño está en la escuela. Por lo que LA Unified pierde alrededor de $ 630 millones por año por las ausencias de sus estudiantes. En 2016-17, más de 80,000 estudiantes, o 14.3 por ciento de todos los estudiantes, estuvieron ausentes crónicamente, lo que se define como la ausencia de 15 o más días. Ese porcentaje aumenta a casi un tercio de todos los estudiantes del distrito que pierden cantidades significativas de clases si se agrega el 17.9 por ciento de los estudiantes que perdieron entre 8 y 14 días, de acuerdo con un informe del Consejo Asesor del LAUSD publicado el año pasado.

“Sabía sobre el (grupo de resolución de problemas para padres) a través de otros padres, y no lo pensé dos veces antes en formar parte”, dijo Vargas. “Sé que es algo de lo que nosotros, como padres, debemos responsabilizarnos y hacer un cambio”.

Tres de estos grupos se lanzaron este año en el distrito 5 para guiar a los padres en cómo identificar problemas en sus escuelas y formar soluciones. Los otros dos grupos se centraron en aumentar la tasa de reclasificación de los estudiantes aprendices del idioma inglés y en aumentar la participación de los padres. Ellos presentaron sus planes a funcionario del distrito y otros miembros de la comunidad el 21 de junio en las oficinas de United Way of Greater LA.

“Vimos un crecimiento increíble entre nuestros padres (del grupo de resolución de problemas)”, dijo Rodríguez en un correo electrónico. “Los grupos de resolución de problemas les dieron a los padres un lugar para activar, explorar y ejercer su poder como defensores de la comunidad. En solo unos pocos meses, nuestros padres han demostrado ser socios capaces y valiosos. Animo a todo el distrito escolar de Los Ángeles a encontrar formas de colaborar con sus padres y desarrollar a estos talentosos socios mientras buscamos soluciones a nuestros problemas comunes”.

Vargas ha sido miembro del Comité Asesor de Aprendizaje de Inglés de la escuela durante dos años. Desde que se unió a este comité, se ha involucrado cada vez más en su escuela.

“Me di cuenta de que los niños que faltan a la escuela con demasiada frecuencia, quedan rezagados académicamente. Soy voluntaria en el aula, y puedo ver cómo esos estudiantes no solo no se ponen al día, pero en realidad se atrasan más con cada ausencia “, dijo. “Algunos faltan a la escuela solo porque tienen un resfriado leve, y he aprendido que esa no es una razón importante para no asistir a la escuela”.

Pero Vargas dijo que cuando los niños faltan a la escuela por cuestiones personales o familiares, esa es otra historia. “Necesitamos realmente preocuparnos por esos estudiantes y descubrir qué problema debe atravesar la familia, necesitan apoyo adicional de la escuela”, dijo.

Durante su presentación como el nuevo superintendente del LAUSD a principios de mayo, Austin Beutner dijo que una de las maneras en que está considerando reducir las ausencias crónicas sería seguir lo que los distritos escolares de Nueva York y Cleveland han hecho al enviar volantes por correo para informar a los padres cuántos días sus hijos están ausentes.

Si el LAUSD hiciera eso, “de 8,000 a 10,000 niños serían mejores asistentes, aprenderán, y el ausentismo le importa a todo el salón de clase porque los ingresos regresan, probablemente $ 10 millones de ingresos para el distrito en general el próximo año, así que se pueden probar cosas simples como eso”, dijo durante una conferencia de prensa.

Vargas cree que al asegurarse de que su hija asista a la escuela todos los días y a tiempo, está criando a un adulto responsable. “Establecer este patrón haría a mi hija responsable de cualquier cosa en el futuro, eso definitivamente la ayudaría a tener éxito en la vida”.

¿Qué has aprendido sobre las ausencias de los estudiantes que quieres que otros padres sepan?

He aprendido que una cita médica de rutina no es una excusa para que el niño esté ausente o se retire de la clase. Esos pueden programarse en un momento en que los niños no están en la escuela. Nosotros, como padres, tenemos que ser más responsables y evitar las ausencias de nuestros alumnos tanto como sea posible. Traer a nuestros hijos a la escuela a tiempo y todos los días debe ser una prioridad.

Tenga en cuenta que pasan siete horas en la escuela. Si se pierden un día, han perdido un tiempo significativo de aprendizaje. Mientras el niño no esté gravemente enfermo con fiebre y vómitos o tenga una enfermedad contagiosa, debería estar en la escuela.

¿Qué ha incluido su grupo en el plan de su escuela para reducir las ausencias crónicas?

Queremos aconsejar a los padres sobre cómo hacer citas con el médico fuera del horario escolar. Tener más comunicación con el director de la escuela, los maestros y el psicólogo escolar si tienen problemas familiares. Necesitan saber que los padres tienen derecho a ser escuchados sobre sus problemas o inquietudes y siempre pueden organizar una reunión en persona o por teléfono. Lo más importante es que necesitan saber que la escuela debe brindar apoyo cuando los estudiantes temen ir a la escuela porque se sienten intimidados o inseguros. La intimidación, o bullying, también es una de las principales causas de los niños que faltan a la escuela. La mayoría de las escuelas tienen un psicólogo escolar en el campus o deben hacer arreglos para tener uno disponible. Cuando un alumno falta mucho a la escuela, el psicólogo de la escuela puede llamar a su casa para averiguar qué está pasando. Algunos experimentan situaciones muy difíciles en casa.

También queremos lanzar una campaña, comenzando en nuestra escuela, pero si funciona queremos que se expanda en todo el distrito, que los padres paguen una multa una vez que el niño cumpla 10 ausencias por razones inexcusables.

Después de analizar diferentes casos en nuestra escuela, hemos llegado a la conclusión de que algunos padres deben dejar de ser irresponsables. Si reciben una multa, creo que comenzarían a ver esto como un problema serio. Es para el beneficio de los niños. En la clase de mi hija, hay un alumno que falta a la escuela una vez a la semana. ¡Eso no está bien!

¿Crees que también hay algo que la escuela debería estar haciendo?

Creo que no recibimos suficiente información de la escuela sobre este tema. Los padres no son conscientes de que, debido a que sus hijos faltan a la escuela, la escuela pierde una gran cantidad de dinero que afectará no solo la instrucción sino también otros programas que nuestros hijos necesitan. Deberíamos recibir informes de asistencia una vez al mes.

También necesitamos la participación de la comunidad y los funcionarios y organizaciones de la ciudad para educar a la comunidad sobre cómo esto nos afecta a todos.

Además, le pediría al distrito que asigne algunos fondos para que los estudiantes que se esfuerzan tanto en estar en la escuela todos los días a tiempo reciban un premio o reciban un premio.

Por ejemplo, la maestra de mi hija, otras madres y yo hemos tenido que invertir nuestro propio dinero en la compra de premios, pizza y certificados de regalo para motivarlos. Son niños, se emocionan mucho cuando se reconoce su asistencia perfecta. Creo que el distrito debería dar dinero a todas las escuelas para eso, para motivar a los estudiantes a estar en la escuela todos los días.

Leer siguiente