In Partnership with The 74

Se pone feo para el LAUSD: Apareció el condado y el estado a advertirle al distrito, ‘O ponen sus finanzas en orden o nos haremos cargo nosotros’

Laura Greanias | September 14, 2018



Estudiantes miembros de la coalición de Escuelas y Comunidades Primero se congregaron frente a la sala de juntas del LAUSD el martes en apoyo a la medida electoral que ayudaría a restaurar fondos para las escuelas.

Los miembros de la junta directiva del LAUSD fueron sacudidos el mes pasado cuando una alta funcionaria del condado se presentó sin previo aviso para decir: “Ustedes están gastando más dinero de lo que ganan y los ahorros de los que han estado viviendo están a punto de agotarse”.

Y este martes regresó con un a advertencia. Y esta vez trajo consigo a un alto funcionario estatal con el mismo mensaje.

“Sí, mi presencia es una señal de que esto es grave”, dijo Nick Schweizer, superintendente adjunto de instrucción pública del Departamento de Educación de California, quien se unió a Candi Clark, directora financiera de la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles, en la reunión del martes. Los dos advirtieron a los miembros de la junta directiva de LA que el tiempo se les estaba agotando para poner en orden sus finanzas, o perderían el control sobre el distrito y el estado finalmente podría tomar el control.

Primer paso para evitar perder el control: recorte de gastos

El LAUSD tiene que actuar ahora, y tiene tres opciones, dijeron los funcionarios: ganar más dinero, reducir lo que gastas o hacer ambas cosas.

Una elección que el LAUSD no ha hecho es recortar empleos. “Es nuestra decisión no reducir nuestra fuerza laboral en el año en curso”, dijo la presidenta de la mesa directiva escolar Mónica García.

“Estamos viendo el impacto de esas elecciones, y tiene razón, es su decisión si elige reducir o no aquí o reducir. Pero cuando miramos un presupuesto y vemos, por ejemplo, que su saldo de fondos está haciendo esto, va hacia abajo, eso nos dice que es necesario que haya un cambio adicional “, dijo Clark.

“Está muy claro que están viviendo de las reservas. Eso no es sabio, eso no es prudencia fiscal, … eso no nos lleva al camino de la solvencia fiscal. Y así, aunque la elección puede ser mantener un gasto aquí, la expectativa es que la junta vaya a considerar otros gastos y haga algunos ajustes ya sea hacia arriba o hacia abajo, o mejoras en los ingresos, pero no puede ser simplemente mirar el gasto”.

Clark, quien tiene la obligación legal de actuar si un distrito escolar se queda sin dinero dentro de tres años, ha otorgado a LA Unified hasta el 8 de octubre para ajustar su presupuesto, detallando exactamente cómo el distrito espera generar los $ 73 millones en recortes que tiene prometió eliminar los presupuestos de los próximos dos años.

Si el condado no está satisfecho, “desaprobará” el presupuesto del distrito. (Esta semana, Clark otorgó una aprobación “condicional” al presupuesto de $ 7,500 millones). El próximo paso es asignar un experto financiero para ayudar al distrito, y luego imponerle un asesor fiscal, lo cual no tendría precedentes para el LAUSD y le quitaría tanto al superintendente como a la junta escolar el poder sobre el. Clark describió ese paso cuando apareció inesperadamente en la reunión de la junta escolar del mes pasado.

El paso final sería la toma del poder estatal, que sucedió en el vecino distrito escolar de Compton en 1993  y en Inglewood en 2012. Y como advirtió Schweizer el martes, “LAUSD está en peor condición que otros”.

Un miembro de la junta preve recortes de personal el próximo año. “El próximo año, vamos a tener que despedir personal … en grandes cantidades”, dijo Richard Vladovic el martes. “Si yo fuera el superintendente, estaría muy preocupado sobre este informe”.

El siguiente paso para evitar una toma de control: generar más dinero

Los distritos escolares ganan dinero cuando los niños vienen a la escuela, y el LAUSD está perdiendo estudiantes a razón de 16,000 cada año. Además, tienen un problema de ausencias escolares con los niños a los que inscriben, aunque están trabajando para solucionarlo.

Entonces, para obtener más dinero, los distritos escolares necesitan:

• Pedir un aumento (LA Unified está presionando activamente a los gobiernos estatales y federales para obtener más dinero, pero nadie predice que lo obtendrán),

• Pedir donaciones (como filantropía, y el LAUSD se beneficia de algunos y está trabajando para obtener más)

  • O convencer a los votantes de California de aumentar los impuestos.

Esa última opción es lo que el distrito endosó el martes.

En un movimiento “simbólico”, la junta votó unánimemente en respaldar la ley de financiación de las escuelas y comunidades locales de California en la boleta de noviembre de 2020, que pedirá a los votantes de California que impongan un impuesto especial a los propietarios de propiedades comerciales.

Si los votantes aprueban, el impuesto recaudaría más de $ 11 mil millones para escuelas y comunidades locales en todo el estado de California, incluidos $ 1.4 mil millones para las escuelas del Condado de Los Ángeles, según la coalición Schools and Communities First, una alianza estatal de 280 organizaciones comunitarias, laborales sindicatos, líderes empresariales, fundaciones filantrópicas y funcionarios electos.

“La medida ha sido aprobada para estar en la boleta, ya que presentamos más de 870,000 firmas el mes pasado para calificar la iniciativa, por lo que la votación de hoy es simbólica, pero su respaldo representa un hito significativo”, Kevin Pérez Allen, un vocero de la coalición, dijo el martes fuera de la sala de juntas del LAUSD.

Decenas de miembros de la coalición se manifestaron fuera de la sala de juntas durante la reunión, pidiendo a los miembros de la junta que respaldaran la medida. Una de ellas fue la estudiante Chelsea Rosales, quien recientemente se graduó de la Preparatoria Woodrow Wilson en El Sereno. “Para alguien como yo que proviene de una escuela comunitaria de bajos ingresos, sé lo que es no tener suficientes recursos, no tener ese apoyo en el campus. Muchos estudiantes como yo necesitan ese dinero en nuestras escuelas “, dijo mientras esperaba entrar a la sala de juntas.

“California actualmente ocupa el puesto 41 en gasto por alumno, ejerciendo una gran presión sobre los estudiantes, familias y maestros de nuestras escuelas K-12 y colegios comunitarios”, dijo la presidenta de la junta, uno de los autores de la resolución para apoyar la medida electoral, dijo en un comunicado después de haber ganado el apoyo de sus colegas. “Esta iniciativa ayudará a impulsar ese financiamiento, especialmente en los distritos escolares más pobres y necesitados. Nos permitirá tener clases más pequeñas y restablecer los fondos para programas que han sido recortados en las ciencias, las artes y la música “.

Sin embargo, para el momento en que se realice una votación en 2020, se espera que los ahorros del LA Unified se hayan agotado , y por ley el condado se verá obligado a actuar antes de esa fecha.

¿Qué significa esto para las conversaciones con el sindicato de maestros?

Los funcionarios del condado y del estado expresaron su preocupación por la amenaza de una huelga de docentes y que un nuevo contrato sería demasiado costoso.

“Nos preocupa que cualquier aumento salarial y de beneficios, ya sea que se pague con reservas, asignaciones u otros recursos de una sola vez, podría afectar negativamente la situación fiscal del Distrito”, escribió Clark en una carta con fecha del 6 de septiembre dirigida a García.

“Se espera que estos aumentos salariales excedan el ajuste proyectado del costo de la vida financiado por el estado. Debido a que los costos laborales constituyen una gran parte del presupuesto del Distrito, nos preocupa que cualquier aumento salarial y de beneficios, ya sea que se pague con reservas, asignaciones u otros recursos de una sola vez, podría afectar negativamente la situación fiscal del Distrito “.

Pero una representante de United Teachers Los Angeles (UTLA) dijo a la mesa directiva el martes, “los déficits proyectados del distrito en el tercer año nunca se han ocurrido”.

Cecily Myart-Cruz, vicepresidenta de UTLA, dijo a los miembros de la junta que las reservas no restringidas del distrito “son ahora de 1.863 mil millones asombrosos para el final del año escolar 2017-18, incluso más grandes que sus estimaciones previas de $ 1.7 mil millones”.

En su respuesta a la presentación financiera del distrito el martes, UTLA señaló que “el estado requiere solo una reserva del 1%, pero el LAUSD tiene un 26.5% en reservas”.

Sin embargo, Scott Price, director financiero del distrito, mostró el martes que en 2020-21, esa reserva bajará a solo $ 1.5 millones, o 1.04 por ciento. El condado debe intervenir si las reservas caen por debajo del 1 por ciento en el tercer año del presupuesto del distrito. Y como señaló Clark, si el LAUSD no recorta los $ 73 millones que dice que pretende cortar, pero que no ha demostrado cómo se reducirá, se verá obligada a actuar.

Pero, ¿Qué ha  llevado al LAUSD a estar al punto del precipicio fiscal?

En resumen, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) está perdiendo miles de estudiantes cada año debido a las bajas tasas de natalidad, las altas rentas y los padres que abandonan las escuelas tradicionales del vecindario para obtener escuelas autónomas autónomas o en los suburbios; aumento de la deuda de pensiones y la carencia en fondos del estado.

Clark también señaló la creciente cantidad de estudiantes identificados como necesitados de educación especial y el costo de mantener edificios que sirven cada vez a menos estudiantes. Además, el distrito le debe una multa de $ 35 millones al estado por tener demasiados administradores en comparación con la cantidad de maestros que tiene, aunque el distrito está tratando de que se renuncie.

Clark escribió: “Hacemos hincapié en la necesidad de que la junta reconozca el impacto a largo plazo del gasto deficitario estructural del distrito, nos preocupa que las decisiones financieras urgentes se pospongan indefinidamente”.


Esmeralda Fabián Romero contribuyó a este artículo.

 

Leer siguiente