In Partnership with 74

Soy Latina y la inmigración no es una de mis principales preocupaciones durante este ciclo electoral

Caroline Bermudez | October 22, 2016



Support LA School reports year-end campaign. All donations will be matched dollar for dollar.

Un informe reciente del Consejo Nacional de La Raza (NCLR por sus siglas en Inglés) da crédito a un viejo reclamo hecho a menudo, pero que en raras ocasiones se reconoce.

Un número creciente de Latinos no conocen ningún otro hogar que los Estados Unidos y aún así el tema de inmigración resulta ser un trago amargo cada cuatro años, en detrimento de otros temas que nos importan.

La educación, que es consistentemente nuestro interés no. 1 o no. 2, recibe una mención de pasadita a pesar de las innumerables luchas que los estudiantes Latinos continúan enfrentando.

Yo soy Latina y la inmigración no es una de mis principales preocupaciones durante este ciclo electoral. Mejor que me creas que la educación lo es. Muchos de mis compañeros Latinos están sumidos en la pobreza y sería difícil encontrar un votante Latino que dijera que las escuelas mediocres no tienen nada que ver con nuestro sostén económico inestable.

El reporte encontró:

  • En la Evaluación Nacional de Progreso Educativo, sólo el 21 por ciento de los Latinos de octavo grado leen a un nivel “competente” o “avanzado”, en comparación con el 44 por ciento de los Blancos de octavo grado. Esta disparidad ocurre también con las Matemáticas en el mismo grado.
  • Los niños Latinos de tres a cinco años están insuficientemente representados en los programas de preescolar, en comparación con los niños Blancos o Negros.
  • Más del 20 por ciento de los adolescentes Latinos no se gradúan de la escuela secundaria.

El informe de NCLR es un recordatorio punzante de que a pesar de los avances que los  estudiantes Latinos han logrado en cuanto a graduarse de la escuela secundaria y que de a poco se van disminuyendo las brechas de logros, todavía estamos muy por detrás.

No es ningún secreto que las escuelas con una mayoría de estudiantes de bajos ingresos Latinos y Negros tienden a tener maestros menos calificados.  Nuestras fortunas económicas van de a mano con tener buenas escuelas, pero seguimos teniendo nuestra atención canalizada a muros que están siendo levantados en la frontera.

Tenga en cuenta, soy una inmigrante.

Nací en Colombia y llegué a Chicago a los cinco meses de edad (mi acento del Medio Oeste con sus “A’s” nasales, que 14 años viviendo en la costa Este no pudo cambiar, es la prueba persistente de mis orígenes).

Mi hermano mayor nació en esta Ciudad. Nuestros padres han sido ciudadanos naturalizados por décadas al igual que una gran cantidad de parientes. Muchos de mis primos nacieron en este país o llegaron aquí durante su infancia, también.

TONTO, ES LA EDUCACIÓN.

Los Latinos están preocupados por mucho más que la inmigración y con el paso del tiempo, nos preocupará cada vez menos. Nuestra población de Latinos es cada vez más jóven y la primera generación de Latinos que llegaron a los Estados Unidos está dando paso a la segunda, tercera e incluso cuarta generación, cuyos valores difieren de sus antepasados.

La educación, un símbolo de todas las razones por las que generaciones de inmigrantes que llegaron antes  que nosotros, se sacrificaron tanto para comenzar su vida en un nuevo país, rara vez emerge en los debates presidenciales, anuncios de campaña o retórica política, con excepción de la deuda universitaria.

¿Qué hay de los 12 años de la escuela antes de la universidad? Qué no también son importantes?

Los candidatos presidenciales son imprudentes al seguir relegando la educación K-12 a un plano secundario, sobre todo cuando se trata de atraer a los votantes Latinos. Es un suicidio político hacerlo cuando el grupo minoritario más grande de la nación ha expresado una y otra vez que tiene una gran importancia para ellos. El votante Latino está cambiando, pero es difícil saber, pues a juzgar por los esfuerzos de difusión de ambos partidos que asumen que los anuncios en Español son universalmente atractivos para nosotros, aunque cada vez más los votantes Latinos no hablan Español.

El ciclo electoral de 2016 ha sido, en algunos aspectos importantes, decepcionantemente retrógrada. A pesar de que hubo dos Latinos candidatos a la presidencia, Ted Cruz y Marco Rubio, los votantes Latinos están siendo representados como que recién acaban de cruzar la frontera.

Todos somos Mexicanos, todos somos inmigrantes recién llegados, somos criminales sin ley, hablamos Español como nuestro primer idioma.

Como mi madre Colombiana, una residente de 40 años de Chicago, diría en su Inglés con acento, “Hell no! (Por supuesto que no!)”

La realidad es que hemos estado aquí por largo tiempo, tenemos opiniones sobre un montón de cosas y la educación resulta ser de gran interés para nosotros. Vamos a conversar de ello en profundidad de una buena vez. Queremos respuestas a nuestras preguntas.

El electorado Estadounidense es amplio y diverso. También nosotros.


Caroline Bermúdez es Senior Writer (escritora principal) del Education Post. Antes se desempeño como editor en The Chronicle of Philanthropy, que cubre el mundo de las organizaciones sin fin de lucro, con un enfoque particular en las fundaciones y donaciones importantes.

Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente