In Partnership with 74

LAUSD gana su pugna de alimentos: se dará fin al despilfarro de $50 millones al año del presupuesto general en servicios de alimentos

Mike Szymanski | June 19, 2017



Support LA School Report's year-end campaign. All donations will be matched dollar for dollar.

Un despilfarro de 50 millones de dólares al año del presupuesto general en servicios de alimentos de LA Unified, que fuera señalado como un renglón significativo responsable del déficit presupuestario del Distrito, fue erradicado este año por el nuevo director a menos de un año de ocupar el cargo.

Joseph Vaughn, del Distrito Escolar Cleveland Metropolitan, quien fuera contratado hace 10 meses anunció en una reunión de comité el pasado martes que no sólo el programa de alimentos se ha convertido en auto-sustentable este año, sino que tampoco se requerirá de fondos presupuestarios generales en 2017-18.

Joseph Vaughn, Director de Servicios Alimentarios de LAUSD.

¿Cómo lo logró?   Mediante la reintegración de la leche con chocolate al menú escolar, que ayudó a aumentar de nuevo la participación en los refrigerios, al igual que el monitoreo formal del programa de Desayuno en el Salón de Clases, la recapacitación intensiva del  personal y la eliminación del desperdicio de alimentos en las cafeterías de las escuelas, dijo Vaughn ante el Budget, Facilities and Audit Committee (Comité Presupuestario, Instalaciones y Auditoría).

Además, están manejado cada salón de clases como si fuera su propio restaurante, de modo que no ordenen en demasía sino, por el contrario, se enfoquen a las preferencias de cada salón.

“Hemos tenido un año estupendo”, declaró Vaughn ante el comité. “Este año no habrá apoyo de fondos generales y, lo que es más, tampoco se requerirá de apoyo en fondos generales el año próximo. El personal del servicio alimentario es fenomenal, ya quisiera yo haberlo tenido en los últimos 20 años”.

Las estrategias para reducir el desperdicio y una campaña educativa en las escuelas ayudaron a aumentar en 4 millones las comidas escolares servidas, a pesar de la disminución en la matriculación.  Él señaló que hasta Abril del presente año, el distrito generó ganancias de $15.9 millones más en ventas que el año pasado y gastó  $1.3 millones de dólares menos  para servir las comidas.

 

Este fue  uno de los puntos clave presentados por el Independent Financial Review Panel (Panel de Revisión Financiera Independiente) que urgió poner fin al despilfarro  de $50 millones de dólares  en el programa de servicios alimentarios en el presupuesto general. El reporte puntualizaba la necesidad de convertir al programa en auto-sustentable, señalando que la mayoría de otros programas alimentarios escolares en el país operan dentro de los ingresos que los mismos generan.  Pero el programa alimentario de LA Unified, el cual sirve anualmente 127.8 millones de comidas en 1,100 localidades, tiene además programas innovadores y más costosos, como un programa piloto de opción de comida vegetariana, aprobada en la última reunión del Consejo Escolar y que sirve exclusivamente pollo y pavo libre de hormonas y libre de antibióticos.

Los tres miembros del Consejo Escolar en el comité expresaron su sorpresa por el anuncio del martes.

“Estoy impactado de escuchar esa noticia”, expresó George McKenna, Vice-Presidente del Consejo. “El programa alimentario suponía ser auto-sustentable, y por alguna razón eso se esfumó  y estaba siendo subsidiado por el fondo general debido a desperdicio o   ineficiencia. Usted no ha estado aquí más que por un corto tiempo y vea el resultado tan excepcional que nos ha dado. Yo le doy las gracias en el  nombre de los niños y esta estructura  organizacional”.

La Presidenta del Comité Mónica Ratliff, quien dejará el Consejo Escolar al final del mes, dijo, “Reconozco que no pensé que llegaría el día en que, aún con leche con chocolate, el programa de servicios alimentarios sería auto-sustentable. Usted trajo consigo el verdadero deseo de lograr un cambio y ha realizado un trabajo increíble”.

El miembro del Consejo Ref Rodríguez dijo no salir de su asombro con las opciones del menú y la respuesta que las organizaciones juveniles han dado al equipo de servicios alimentarios y alentó a incrementar la comunicación con el estudiantado. Vaughn mencionó que está tratando de hacer más fácil que les lleguen los comentarios de los estudiantes.

Vaughn expresó haber dado a los administradores metas objetivo y reunirse con ellos cada lunes e invitarlos a presentar sugerencias. “Discutimos el desempeño de la semana anterior y no perdemos de foco nuestras finanzas”, añadió. “No queremos que la nutrición de nuestros niños tome recursos del salón de clases. Si acaso, lo que queremos es devolver fondos”.

Dawn Soto, un especialista en capacitación en servicios alimentarios, dijo que unos cuantos nuevos programas han reducido notablemente el desperdicio semanal en el distrito que una vez fuera equivalente al peso de 200 elefantes.

“Estamos tratando a cada salón de clases como un mini restaurante”, dijo Soto.

El año  pasado, servicios alimentarios capacitó a 536 maestros en cómo enseñar a los niños sobre nutrición y a seleccionar su comida y comerse todo lo que hayan seleccionado. Tienen un programa que permite a los estudiantes reservar la comida para más tarde con un dibujo que dice “Save it for later, Alligator” (“Resérvalo para más tarde, Amigo”) Soto hizo a observación de que la leche sigue siendo el alimento más descartado.

 

Durante el comentario público, David Tokofsky, antiguo integrante del Consejo Escolar, dijo recordar cuando en 1992 los servicios alimentarios tenían un excedente de alimentos y sugirió que las escuelas chárter independientes pudieran también beneficiarse de los programas alimentarios escolares. Por ahora, más de 2,800 estudiantes en 11 de las 211 escuelas chárter independientes en el Distrito usan los servicios alimentarios de LA Unified.

 

Ratliff sugirió que el Consejo sondee si los puntajes de prueba mejoraron en las escuelas participantes en el programa Desayuno en el salón de clases.  Todas las escuelas del Distrito, con excepción de las 32 escuelas  donde menos del 20 por ciento del estudiantado clasifica por debajo del nivel de pobreza, participan en el programa de desayunos.  Sin embargo, todas las escuelas del Distrito cuentan con un programa de nutrición.

Entonces, Ratliff agregó, “Sé que existe una necesidad constante de mejorar el sabor”.

A lo que Vaughn respondió, “Algo cierto sobre la comida es que cada quien tiene una opinión”.


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente