In Partnership with The 74

Kelly Gonez está lista para ‘cambiar vidas’ de estudiantes desde su asiento en la junta escolar

Esmeralda Fabián Romero | June 1, 2017



Kelly Gonez celebrando con un grupo de madres su ventaja en los resultados la noche de la elección, en el restaurante Magaly’s Tamales en San Fernando.

Con sólo 28 años, Kelly Gonez ha pasado de ser asesora de política educativa para el gobierno de Obama a convertirse en la miembro más joven de la junta escolar del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD) como representante del distrito 6, luego de ganar una competitiva carrera electoral.

Gonez ganó la segunda vuelta del 16 de mayo con menos de 1,000 votos, obteniendo 16,961 votos o 51.5 por ciento, mientras que su contrincante Imelda Padilla recibió 15,996 votos o 48.5 por ciento, según los resultados finales.

Ahora Gonez, una maestra de ciencias, estará a cargo de representar a más de 93,000 estudiantes del este del Valle de San Fernando, 87 por ciento de ellos latinos, de los cuales 86 por ciento son elegibles para el almuerzo gratis o a precio reducido. Esa responsabilidad la hace sentirse “emocionada y nerviosa” al mismo tiempo.

“Estoy conmovida por el apoyo que recibí de la comunidad, es muy emocionante”, dijo entre lágrimas de emoción la noche de las elecciones, mientras observaba los resultados. Ella atribuyó gran parte de su éxito a los padres. Es ahora cuando comienza el verdadero trabajo para estas familias y sus hijos, es un trabajo extremadamente importante, con una gran responsabilidad, la educación puede cambiar vidas y yo tomo eso muy en serio”.

Gonez planea servir de tiempo completo en la junta escolar. Actualmente, sólo tres de los siete miembros del consejo trabajan de tiempo completo. Nick Melvoin, que representará al distrito 4 después de derrotar al presidente del consejo Steve Zimmer en la segunda vuelta, también servirá de tiempo completo. Gonez dijo que ella y su esposo, Manuel, con quien se casó el pasado mes de agosto, esperarán para empezar una familia y así poder concentrarse sólo en cumplir sus promesas de campaña.

“Pienso que si me dedico a este trabajo tiempo completo puedo aprovecharlo mejor, por lo menos durante los dos primeros años, eventualmente si pienso regresar a la enseñanza en el aula”, dijo.

“Mi objetivo principal es que podamos ofrecer educación de alta calidad a todos los estudiantes para que puedan graduarse de nuestras escuelas, pero en particular a los más vulnerables, incluidos los aprendices del Inglés, los que están en el sistema de crianza y los indocumentados, para que puedan ser universitarios o estar listos para una carrera”, dijo.

Gonez cerrará el año escolar este mes en la escuela charter Crown Preparatory Academy, donde enseña ciencia de séptimo grado, luego toma su lugar en el junta escolar en julio, reemplazando a Mónica Ratliff, quien dejó su asiento del distrito 6 para una carrera infructuosa para el Concejo Municipal de Los Angeles.

Ella planea responder tan pronto como sea posible a una de las mayores preocupaciones entre los padres de su distrito. “La que más oí en la comunidad fue que ellos sienten que el distrito no escucha su voz en el proceso de toma de decisiones, especialmente sobre el presupuesto y cómo se asignan los recursos”.

Dijo tener la intención de hacer que el distrito sea más accesible para los padres, sugiriendo que las reuniones pueden ser rotadas, tener una oficina de distrito local con un horario más flexible y mantener reuniones regulares con los miembros de la comunidad.

“Quiero explorar la rotación de las reuniones del consejo para que las familias del Valle puedan encontrar más fácil asistir a la reunión e incluso proporcionar transporte si es posible para que los padres puedan estar físicamente presentes en las reuniones”.

Gonez también quiere hacer que la tecnología sea más útil para los padres. “Creo que es un recurso que no ha sido aprovechado, creo que el distrito debería tener un sitio mejor con información que puede ser realmente útil y más fácil de acceder principalmente desde dispositivos electrónicos móviles.” Algunas familias no tienen acceso a computadoras, pero si tienen un teléfono inteligente”, dijo.

Ella está interesada en que los padres interactúen con el distrito a través de mensajes de texto y redes sociales.

También planea luchar por programas extra curriculares incluyendo arte y música o programas de inmersión en segunda lengua, así como la participación de los maestros en las decisiones dentro y fuera del aula.

“Como docente, sé que los maestros deben ser más valorados y respetados por el gran trabajo profesional que hacen, tener una buena compensación y tener una voz real en sus escuelas y en el distrito. En sus escuelas”, dijo.

Gonez, que tiene una licenciatura en ciencias políticas e historia de la UC Berkeley y una maestría en educación urbana de la Universidad Loyola Marymount, dijo que ser parte de una campaña política es difícil, pero ser el candidato fue un gran desafío.

“Sabía que iba a ser difícil, pero resulto serlo mucho más de lo que esperaba Especialmente trabajando a tiempo completo como maestra, pero al mismo tiempo fue más gratificante de lo que pensaba. Siento que fue un privilegio poder visitar los hogares de las personas y escuchar sus historias. A pesar de las diferencias, todos tenemos más en común, estamos de acuerdo en las muchas oportunidades que tenemos para mejorar la educación de los niños”, expresó.

Sin embargo, reconoció que la negatividad de la campaña la dejó agotada. La peor parte, dijo, era que los opositores la asociaran con las políticas del presidente Trump, a las cuales ella se opone. Las carreras electorales de la Junta Escolar del LAUSD de esta primavera fueron las más caras en la historia de los Estados Unidos, a un costo de casi $ 17 millones.

“Siendo una  demócrata, que trabajo para el presidente Obama, como latina y como hija de un inmigrante, estar asociado con Donald Trump fue muy difícil y causó mucha división. Creo que en general la elección causó mucha división innecesaria. Esa fue la peor parte”, contó.

Siendo hija de una madre inmigrante peruana,  en la noche de las elecciones, Gonez reconoció a todos los padres por su apoyo, así como a su esposo, voluntarios y a algunos de sus estudiantes y ex alumnos.

Kelly Gonez con su esposo y sus padres en la noche de las elecciones.

“Tengo que agradecer a la gente de la comunidad que me apoyó y a mis antiguos estudiantes que encontraron tiempo cada fin de semana desde enero para llamar a las puertas, a mi esposo ya los padres de la comunidad que dedicaron horas y horas a transmitir mi mensaje durante los pasados nueve meses”, dijo Gonez mientras conversaba con sus seguidores en el restaurante  Magaly’s Tamales en San Fernando, donde observó los resultados acompañada de su familia y cerca de un centenar de seguidores de todos los orígenes y edades, incluyendo niños pequeños.

Además, esa noche agradeció a un grupo de madres que ella reconoció como una parte clave del éxito de su campaña. La mayoría de ellas son inmigrantes, tal vez algunas indocumentadas, pero quienes aunque  no pudieron votar, ayudaron a conocer a otros para que votaran por ella.

“Esas madres me recuerdan a mi propia madre. Tuvimos una conexión instantánea porque son similares a mi madre.Ella también es un inmigrante como ellas y yo soy un americana de primera generación, así como sus hijos. Mi mamá también trabajó duro para que yo tuviera una buena educación”, recordó.

Esa noche, claramente conmovida por el ambiente de celebración Gonez aseguró que esas familias eran “la razón por la que estoy haciendo esto”.

Leer siguiente