In Partnership with The 74

Los padres vencieron en la elección de la junta escolar del LAUSD imponiendo líderes del cambio

Esmeralda Fabián Romero | May 26, 2017



Un grupo de madres celebrando la ventaja de Kelly Gonez la noche de la elección.

Muchos señalan que fueron las contribuciones excesivas  de las campañas  lo que trajo una nueva mayoría pro-reforma a la junta escolar del LAUSD en la pasada elección. Pero lo que al parecer realmente hizo la diferencia fue el ímpetu de al menos de 2,500 padres, quienes impusieron el cambio.

Cientos de padres en el predominantemente latino Valle de San Fernando y una mayoría de padres anglosajones en el oeste de Los Ángeles se organizaron en sus escuelas, fueron de puerta en puerta y a través de mensajes de boca en boca y Facebook, crearon un movimiento de padres que ambos candidatos dicen les ayudo a asegurar sus respectivas victorias en  las urnas.
“Trabajamos muy duro. Llamamos a los votantes, construimos propaganda con nuestros hijos, pusimos anuncios en todas partes, llamamos a todas las puertas del vecindario y hablamos en persona con otros padres en las escuelas”, dijo Xitlali Castro, madre de un estudiante de quinto grado de la escuela chárter Vaughn Next Century Learning Center en SanFernando,  quien apoyó la campaña de la ganadora de Kelly Gonez para el asiento del Distrito 6 en la junta.

“La revolución de las madres es la historia no contada de esta carrera electoral”, dijo Katie Braude, directora ejecutiva de la organización de padres del oeste de Los Ángeles Speak UP, que hizo campaña por Nick Melvoin en el distrito 4.

Braude dijo que unos 100 padres al oeste de Los Ángeles se unieron en hacer reclutamiento, llamadas telefónicas, escribiendo cartas a los votantes, enviando correos electrónicos y organizando a los padres en sus escuelas. Juntos, convencieron a más de 1,800 votantes para apoyar a Melvoin, dijo. Melvoin derrotó al presidente del consejo, Steve Zimmer, con el 57 por ciento de los votos.

“No tenemos los datos demográficos todavía, pero sería interesante ver la edad de los votantes porque en el pasado los padres normalmente no votan, pero esta vez no sólo estaban entusiasmados con la votación, sino que también estaban involucrados, repartiendo folletos y haciendo que sus conocidos participen en la campaña”, compartió.

Para muchos de los padres, esta fue la primera vez  involucrándose en una campaña política”, dijo Jenny Hontz, una organizadora de padres que trabajo en el distrito 4  para elegir a Melvoin.

“La diferencia este año fue el movimiento popular de padres que exigió un cambio real y la organización que logro que sucediera”, dijo Hontz.

“Speak UP y Alianza de Padres y Maestros organizaron un verdadero levantamiento popular de mamás que hicieron el trabajo de campo. Yo personalmente caminaba mi recinto casi cada día durante las últimas seis semanas. Teníamos un grupo secreto de Facebook para que Nick organizara a los padres en su nombre incluso antes de que declarara su candidatura “, contó Braude

En el Valle del Este de San Fernando, alrededor de 600 padres trabajaron para convencer y unir a otros padres para elegir a Gonez, quien derrotó a la candidata respaldada por el sindicato de maestros UTLA Imelda Padilla por 748 votos.

Ambos candidatos ganadores reconocieron el poder de la organización de los padres en sus respectivos triunfos electorales.

Gonez reconoció a u grupo de madres, la mayoría de ellas inmigrantes, quienes ayudaron a asegurar su victoria.

“Me estaban apoyando incluso antes de que tuviera algún apoyo financiero. Esas madres me recordaban a mi propia madre. Tuvimos una conexión instantánea porque son muy similares a ella. Mi madre también es una inmigrante como ellas y yo soy una Americana de primera generación, así como sus hijos, y mi mamá también trabajó duro para que yo tuviera una buena educación “, dijo.

En su discurso a sus seguidores la noche de las elección, Melvoin agradeció en primer lugar a las madres por su dedicación y por asegurarse de su liderazgo en las urnas.

“Una vez que despiertes a ese gigante dormido, no se volverá a dormir”, dijo.  Melvoin prometió proteger las opciones de los padres en la educación. “Me gustaría que lo primero que intentamos abordar sea ir más allá de lo que llamamos la escuela, qué o quién gobierna la escuela, y respetar las decisiones de los padres y respetar las opciones de los educadores”, dijo Melvoin a LA School Report poco después de su discurso de aceptación la noche de la elección.

La necesidad de más escuelas de alto desempeño en sus vecindarios llevó a la mayoría de los padres a trabajar para elegir a Gonez y Melvoin, pero los padres en las escuelas autónomas independientes se levantaron principalmente por el temor de que las escuelas de sus hijos estuvieran amenazadas de cierre por el distrito.

Esos temores aumentaron cuando la junta escolar votó un mes antes de las elecciones del 16 de mayo para apoyar la ley estatal 808, también conocida como “mata charters”, lo que habría permitido que los distritos escolares cerraran o rechazaran escuelas charter si pudieran ser consideradas una carga financiera para el distrito, Sus niveles de personal a pesar de la disminución de la inscripción y se enfrenta a miles de millones de dólares en pasivos por pensiones no financiados y los déficit presupuestarios proyectados.

El fin de semana después de la votación SB808 del consejo escolar, más de 100 padres acudieron a los bancos telefónicos y los esfuerzos de búsqueda de vecindarios en apoyo de Melvoin, dijo Hontz.

“Ya queríamos que alguien más nos representara en la junta escolar y empezamos a organizar hace más de un año”, explicó Hontz. “Pero el proyecto de ley mata charters nos dio una dosis extra de motivación a los padres y los niños en las escuelas chárter. Sentimos que era de  vida o muerte para las escuelas de nuestros hijos”.

Los padres que hicieron campaña por Melvoin eran de “todo tipo de escuelas, distrito y chárter”, dijo Hontz. “Una maestra de LAUSD y miembro de UTLA que era una mamá en la escuela de mi hijo también hizo campaña para Nick. También reconoció la necesidad de cambiar”.

Castro dijo que apoyó a Gonez porque creía que ella defendería la capacidad de los padres para elegir las escuelas de sus hijos. “Ellos están constantemente atacando a las escuelas chárter, y lo que me preocupa es que no consiguen renovar el permiso y terminan cerrando la escuela a la que va mi hijo sin tener en cuenta el excelente trabajo que la escuela hace con los estudiantes”, expresó.

Sandy Mendoza, directora de abogacía de Families in Schools, dijo que los padres quieren tener escuelas de calidad para sus hijos sin importar su código postal.

“Ellos saben que tienen voz y quieren que las escuelas de bajo rendimiento mejoren no mañana, pero ayer”, dijo, refiriéndose en particular a los padres en el este del Valle de San Fernando Valley, cuya comunidad es mayoritariamente latina, inmigrante y de bajos recursos.

“Los padres en esta comunidad no deben ser subestimados porque han tenido el poder antes de elegir a uno de los suyos a la asamblea en la pasada elección”, dijo Mendoza. “Los padres han demostrado que tienen el poder de poner un padre líder padre en el cargo. No debemos ignorar su poder, independientemente de sus ingresos, su estado educativo o participación cívica. Ellos harán lo que tienen que hacer para elegir a un líder que representa sus intereses”.

Antonio González, presidente del Proyecto de Educación para el Registro de Votantes del Suroeste y experto en voto latino, dijo que los movimientos de  padres han logrado resultados similares en elecciones en el pasado cuando estos están hambrientos de cambio. Se refirió a la elección de 2015 en el Distrito 5 del miembro de la junta Ref Rodríguez, co fundador de las Escuelas PUC, y a la reelección este año de Mónica García en el Distrito 2. Ambos distritos están controlados en su mayoría por votantes latinos, dijo.

“Las elecciones en esos dos distritos fueron controladas por miembros de la comunidad que decidieron el resultado. En el Valle de San Fernando, los padres generalmente han sido muy activos en la elección de sus líderes”, afirmó González.

En julio, cuando se instalen oficialmente en la junta escolar, Gonez representará a 93,000 estudiantes, 87 por ciento de ellos latinos. Y un 86 por ciento son elegibles para el almuerzo gratis o a precio reducido. Melvoin representará a casi 60, 000 estudiantes, 41 por ciento de ellos latinos y 57 por ciento de bajos ingresos.

“Quiero que nuestras escuelas sean representadas por alguien que realmente se preocupa por nuestros hijos. Queremos tener el apoyo y la confianza para poder enviar a nuestros niños a una escuela charter si ésta es la que funciona para nuestros hijos”, dijo Jocelyn Peralta, cuyos niños asisten a una escuela autónoma en Pacoima, en la noche de la elección en la fiesta de campaña de Gonez

“La mayoría de los padres no están conectados a las políticas de división que todos sabemos que existen en el LAUSD, sino que están interesados ​​en tener buenas escuelas públicas a las que sus hijos puedan asistir, no quieren pelear, sino trabajar juntos para hacer lo mejor para sus hijos y sus familias “, dijo Gonez en una entrevista después de las elecciones.

“Me dijeron que sentían un tono hostil por parte de la junta escolar hacia las escuelas de sus hijos”, dijo Gonez, citando como ejemplo a la escuela Pacoima Charter Elementary, cuyos padres se sienten preocupados de que su escuela podría ser cerrada.

La directora de Pacoima Charter, Sylvia Fajardo, cree que la victoria de Gonez ha sido un triunfo para los estudiantes y padres de su escuela, ya que viven en constante temor de no ser renovados por el distrito, algo que se requiere que hagan cada cinco años. Ella atribuyó el papel activo de los padres en la campaña a su deseo de proteger la escuela para sus hijos.

“Es un triunfo para nosotros porque necesitamos a una persona que nos represente de manera justa y equitativa, pidiendo rendición de cuentas a todas las escuelas y no sólo a las escuelas charter”, dijo Fajardo.

Alrededor de 1,350 estudiantes asisten a la escuela primaria, de los cuales 98 por ciento son latinos y de bajos ingresos. Varios de ellos provienen de familias de inmigrantes indocumentados por lo que algunos de sus padres no pudieron votar, pero Fajardo dijo que eso no los detuvo. Aproximadamente 1 de cada 4 estudiantes de LA Unified tiene un padre indocumentado.

“Muchos de nuestros padres no pueden votar, pero eso no les impide motivar a sus vecinos, amigos, comadres a votar por lo que creen que es lo mejor para sus hijos”, dijo Fajardo.

Alma Márquez, organizadora de padres en la comunidad latina y fundadora del blog educativo de La Comadre, trabajó con un gran grupo de padres latinos organizando varios foros comunitarios en las elecciones del distrito 6.

“No sólo ofrecimos cuidado de niños, sino que los alentamos a que los padres trajeran a sus hijos  para involucrarlos en la campaña y convertirse en una actividad familiar. Comimos juntos, pasamos un tiempo familiar y al mismo tiempo había una oportunidad de educación para los padres sobre su poder para mejorar las escuelas de sus hijos “, explicó.

Márquez dijo que no había métodos sofisticados para involucrar a los padres y que se comunicaban principalmente en persona. Dijo que había unos 600 padres que participaron de alguna manera en la campaña de Gonez. “Ellos iban de puerta en puerta y conversaban uno a uno, aunque también confiaban en los medios de comunicación social, principalmente a través de Facebook”, señaló.

Márquez cree que esta elección resultó ser “no sólo de quienes votaron, sino de aquellos que educaron a otros votantes sobre por quién votar. “Hemos cambiado las reglas del juego para los próximos cinco años “, dijo. “Esta es una gran oportunidad para que los padres aprovechen el impulso y demuestren que tienen el poder de traer cambios en las escuelas de sus hijos”, concluyó.

Leer siguiente