In Partnership with The 74

La escuela Maywood abre sus puertas siendo el último proyecto de construcción masiva en el LAUSD

Sarah Favot | August 21, 2017



Gabriel Duran, director del Maywood Center for Enriched Studies. (Cortesía: Instagram)

Cuando el Maywood Center for Enriched Studies (Centro Maywood de Estudios Enriquecidos) — MaCES —  dio la bienvenida a los estudiantes la semana que inició el 14 de Agosto, fue la última escuela – la número 131- que se abrió bajo el proyecto de construcción de escuelas del distrito que costó más de $ 20 mil millones de dólares.

Al tiempo que la inscripción del distrito se ha desplomado desde que comenzó el programa de construcción, el estado del distrito es también muy diferente de cuando los votantes acordaron respaldar los bonos de construcción de la escuela.

Quince años atrás, cuando el entonces Superintendente Roy Romer comenzó a impulsar el programa de construcción, las escuelas estaban a su máxima capacidad de cupo. En 2002, 100 escuelas estaban transportando estudiantes a otras escuelas que tenían más espacio y 225 estaban en un calendario durante todo el año. El distrito no había construido ninguna nueva escuela desde 1970. La educación de los estudiantes estaba sufriendo. Las áreas del distrito donde la sobrepoblación era el problema más grande eran el Este de Los Ángeles y el Sur de Los Ángeles.

“Nuestro compromiso era que podías asistir a un salón de clases en tu vecindario”, dijo Mark Hovatter, el principal ejecutivo de instalaciones del distrito. “No tienes que ser trasladado en contra de tu voluntad en autobuses y no tienes que asistir todo el año para conseguir ese asiento”.

Y fue así que comenzó la mayor inversión en infraestructura pública del país, la cual  transformó los barrios de Los Ángeles. Sin embargo, cuando recién comenzaron el trabajo dando la primer palada en el suelo, los funcionarios no pudieron imaginar el cambio tan dramático que el distrito tomaría. Después de un enorme crecimiento desde 1980 cuando de unos 500,000 estudiantes llegó a un pico de matrícula de alrededor de 750,000 estudiantes en 2004, el número de niños en el distrito ha estado disminuyendo constantemente.

El proyecto de construcción no tomó en cuenta el rápido crecimiento de las escuelas chárter en la ciudad – las cuales son escuelas públicas que son financiadas con fondos públicos pero que operan de forma independiente. En 2002, había sólo 24 escuelas chárter en Los Ángeles. Hoy ese número ha crecido a más de 230. La idea era que las escuelas chárter podrían cerrar, por lo que el distrito tendría que estar preparado para recibir a todos los estudiantes..

Pero las escuelas chárter no son la única razón de la disminución de la inscripción en el distrito. El número total de estudiantes en Los Ángeles también ha disminuido. La tasa de natalidad en el condado de Los Ángeles ha bajado al tiempo que las alzas de los alquileres han obligado a algunas familias a abandonar la ciudad.

El año pasado, hubo cerca de 558,000 estudiantes que se matricularon en las escuelas del distrito, y los funcionarios están proyectando que caerán por 10,000 para el próximo año, mientras que se espera que la matrícula de las escuelas chárter crecerá en cerca de 4,000 estudiantes de 107,000 el año pasado.

El proyecto de construcción ha sido flexible frente a la caída de la inscripción. Originalmente el distrito se estaba preparando para abrir 160 escuelas, pero ese número se redujo a 131.

Construcción en curso en MaCES. (Cortesía)

Los datos de inscripción muestran que algunas escuelas que se construyeron como parte del programa de edificación han perdido hasta 500 estudiantes en los últimos cinco años. El espacio adicional en los campus se está utilizando de otras maneras para  co-localización  de escuelas chárter, por ejemplo (cuando una escuela pública distrital comparte espacio con una chárter). Otras formas en que el distrito trata de aumentar la inscripción es creando un programa magnet en una escuela, el cual atraerá a estudiantes de otras áreas de la ciudad o re dibujando los límites de territorio de la escuela.

Sin embargo, se proyecta el aumento de la inscripción en el distrito para alrededor del 2022, según los documentos del distrito.

Tres de las escuelas que se construyeron como parte del proyecto de construcción –Porter Ranch, Playa Vista y Colfax Charter Elementary en North Hollywood –están llenas a su capacidad y el distrito está planeando construir ampliaciones, mostrando que la matrícula no está disminuyendo en todas partes, explicó Hovatter.

La inscripción se está mostrando positiva en MaCES hasta ahora. La escuela magnet tiene 1,100 estudiantes que cursan del sexto al 11º grado que ingresaron al completamente nuevo campus en el sureste de Los Ángeles la semana que inició el 14 de agosto. El Director de MaCES, Gabriel Durán, comentó que hay una lista de espera de 300 estudiantes para asistir a la nueva escuela.

Ahora que MaCES está abierta, la escuela  Bell High School  – la última escuela que estuvo operando en un calendario durante todo el año debido a la sobrepoblación – volverá a su horario regular después de 36 años.

“Hemos estado promoviendo la noticia de que ésta es una oportunidad para ingresar al programa magnet, pero de mayor importancia es que como (centro de estudios enriquecidos) tenemos un gran número de estudiantes que fueron transportados a otras partes de la ciudad”, dijo. “Tenemos estudiantes que están regresando que salían en un autobús a LACES (LA Center for Enriched Studies) y están regresando a su comunidad”.

Los estudiantes no tendrán que despertar a las 5:30 ó 6 de la mañana para tomar un autobús que los lleve a la escuela, dijo Duran. Y pueden quedarse más tarde para actividades extraescolares—after-schoolsin preocuparse de tener que tomar el autobús a casa al final del día. Los padres también pueden estar más involucrados si la escuela está en su vecindario.

“Los niños que tienen que elegir entre estar en un club o poder tomar el último autobús es una gran cosa para ellos”, dijo Durán.

Los estudiantes asistirán a la escuela de otras partes de la ciudad también. Durán dijo que tendrá autobuses recogiendo estudiantes del área de Fairfax, East LA / Boyle Heights, y Gardena.

La escuela será la tercera en el distrito con un centro para el programa de estudios enriquecidos y será la primera en su tipo en esa zona del distrito. Se trata de una escuela magnet, por lo que los estudiantes de todo el distrito pueden hacer su solicitud a través del programa de solicitudes de escuelas magnet. El transporte es proporcionado.

Los estudiantes participarán en un programa académico riguroso que incluye el curso avanzado  Historia Mundial (AP course) —obligatorio en el 10º grado. También pueden comenzar a obtener créditos universitarios. Se espera que los estudiantes tomen asignaturas optativas y las mantengan durante sus años de escuela secundaria y preparatoria.

Algunos maestros de la escuela crecieron en el área de Maywood, y un profesor de Inglés creció a cuatro cuadras de la escuela y recuerda cuando el sitio era un campo vacío, dijo Durán.

“Creo que es ahí donde se crea el entusiasmo”, dijo.

Algunos de los padres de los estudiantes que asistieron a las escuelas de LA Unified recuerdan haber estado en un calendario durante todo el año, pero ahora sus hijos pueden estar en un horario regular, dijo.

La escuela tendrá una ceremonia de inauguración con corte de cinta el 23 de septiembre.

“Es motivo de gran celebración para nosotros pues con ello es que cumplimos el compromiso de que todos vayamos a una escuela de barrio”, dijo Hovatter sobre la apertura de MaCES.

Pero Hovatter dijo que el trabajo no está terminado aún. El distrito todavía tiene $ 5 billones en proyectos aprobados en la fase de planificación, diseño o construcción para modernizar los edificios escolares que están viejos y necesitan reparaciones. El distrito tiene muchas escuelas que fueron construidas hace más de 100 años.

“Nuestra misión sigue siendo el entrar y ocuparnos de esos campus desgastados”, dijo.

Durante todos aquellos años en que el distrito no construyó nuevos campus, se colocaron bungalows temporales en patios de recreo y estacionamientos de escuelas. En determinado momento, había 10,000 bungalows que se utilizaban como aulas. Hovatter dijo que el número se ha reducido a 8,000 y espera que se logre reducir la cifra a 7,000. Esos bungalows—que están siendo usados rebasan ya por mucho su vida útil—y demuestran que el distrito todavía necesita más instalaciones, dijo.

“Todavía estamos trabajando”, dijo.


Traducción al Español financiada por The Eli and Edythe Broad Foundation. LA School Report mantendrá el control editorial absoluto sobre el contenido.

Leer siguiente