In Partnership with The 74

LA voz de los padres: ‘Se necesita una comunidad entera para criar a un niño, y comienza con el empoderamiento de los padres’

Esmeralda Fabián Romero | August 1, 2018



Cada semana, nos sentamos con los padres de Los Ángeles para hablar sobre sus estudiantes, sus escuelas y qué preguntas o sugerencias tienen para su distrito escolar. (Vea nuestras entrevistas anteriores).


Isabel Martínez, madre de dos hijos, celebra estos días que su hija se graduó de Mendez High School y fue admitida al Wellesley College en Massachusetts.

Ella dice que esto ha sido un gran logro para su familia, ya que ella es la primera en ir a la universidad, pero tiene claro que su trabajo no termina ahí. Martínez tiene otro hijo, un alumno que concluyo el sexto grado en Hollenbeck Middle School en Boyle Heights y es un aprendiz de inglés con necesidades especiales.

“Necesita el doble de apoyo”, dijo. “Siendo un estudiante de inglés y con necesidades especiales, no tiene la misma oportunidad de graduarse, y otros estudiantes como el necesitan de mas apoyo y recursos”.

Solo aproximadamente la mitad de los estudiantes de inglés del LAUSD se graduaron en 2017, dijo el distrito la semana pasada cuando publicó las tasas de graduación revisadas. La tasa de graduación de los estudiantes de inglés fue solo del 51 por ciento. Para estudiantes con discapacidades, fue del 55 por ciento. En general, la tasa de graduación para el distrito en 2017 fue del 76.8 por ciento.

Martínez dijo que cree que las escuelas necesitan obtener más recursos del distrito para capacitar a los padres sobre cómo pueden apoyar mejor a sus estudiantes que son aprendices de inglés, para que puedan reclasificarse antes y tener la oportunidad de sobresalir e ir a la universidad. Es por eso que se unió a docenas de otros padres y defensores de la comunidad que asistieron a la reunión de la junta del LAUSD el 12 de junio, para apoyar la resolución “Realizando la promesa para todos: Cerrar la Brecha en 2023”, que fue aprobada por unanimidad por el consejo escolar.

“Apoyamos la resolución porque cerrará la brecha para este tipo de estudiantes. Hay mucha necesidad para ellos en mi comunidad,  necesitamos mucho mas apoyo”, dijo.

Con la resolución, los miembros del consejo de LA Unified “se comprometen públicamente” con los estudiantes, incluidos los estudiantes de inglés, educación especial, jóvenes de crianza y aquellos que viven en la pobreza, en brindar el apoyo que necesitan para graduarse cumpliendo los requisitos para aplicar a una universidad estatal de cuatro años .

¿Qué le gustaría que el distrito sepa sobre cómo apoyar mejor a estos estudiantes?

Creo que el distrito y las escuelas deberían saber que necesitan extender el apoyo a las familias de esos estudiantes. La mayoría de nosotros somos familias con una educación mínima que necesitan mucha ayuda para entender por qué nuestros hijos están clasificados como estudiantes de aprendizaje de inglés, cómo leer un plan de IEP, el idioma de necesidades especiales. Como padres, necesitamos mucho apoyo en eso. Al ayudarnos, los estudiantes recibirán un mejor apoyo también.

Se necesita una aldea para criar a un niño y comienza con los padres, educando y empoderando a los padres. Tristemente en nuestras escuelas no tenemos suficientes recursos asignados para ese propósito.

¿Quién te ayudó a apoyar a tu hija para ir a la universidad?

He aprendido mucho al formar parte de Promesa Boyle Heights (un colectivo de residentes, jóvenes, escuelas y organizaciones comunitarias que trabajan juntas para transformar las condiciones y mejorar las oportunidades para los estudiantes y las familias del vecindario). El conocimiento que he adquirido es inmenso. Su misión es apoyar al niño desde que nacen hasta la universidad y así es como han ayudado a mis hijos. El trabajo de Promesa Boyle Heights está integrado en las escuelas, brindándoles apoyo, como Mendez HS, de donde se graduó mi hija. Pero también se necesita que uno esté dispuesto a colaborar, asistir a las reuniones y estar siempre listo para aprender y apoyar el trabajo de estas organizaciones, porque si el distrito no proporciona lo que nosotros como padres necesitamos para ser educados y empoderados, entonces tenemos que buscar la manera y encontrarlo.

Promesa BH ha sido una pieza fundamental en el éxito de Mendez HS y la mejora que vemos en Hollenbeck MS, Roosevelt HS, porque involucra a los padres y la comunidad en el trabajo que hace.

¿Cuál fue su propia experiencia en la escuela y qué le gustaría que fuera diferente con sus hijos?

Mis padres vinieron como inmigrantes a este país, de Puebla, México, cuando yo tenía 3 años. Crecí en Boyle Heights y desafortunadamente para mis padres, el idioma fue una barrera para ellos para ayudarme a tener acceso a la educación superior. No tenían idea, no tenían acceso a la información sobre cómo ayudarme a prepararse para la universidad y todo el proceso para llegar allí. Pero la historia de mis hijos será diferente, porque, gracias a Dios, soy consciente y estoy trabajando muy duro para ayudarlos a llegar allí.

Leer siguiente