In Partnership with The 74

Nueva propuesta del DREAM Act despierta esperanza entre Maestros DACA

Esmeralda Fabián Romero | July 21, 2017



Un maestro DACA miembro de Teach for America enseñando a un estudiante latino. (Cortesía: Teach For America).

La presentación del proyecto de ley 2017 Dream Act que tiene como objetivo legalizar de manera permanente a todos aquellos jóvenes indocumentados protegidos por DACA, que llegaron al país siendo niños, provocó optimismo entre educadores de Los Ángeles.

La nueva ley presentada ante el congreso el jueves, sería más generosa al ofrecer la posibilidad de la residencia permanente y eventualmente a la ciudadanía para al menos un millón de jóvenes indocumentados.

Mitchell Jiménez, un maestro DACA dijo que la propuesta legislativa lo tomó por sorpresa y que lo llena de optimismo.

“Me siento optimista de que pase esta ley y pueda cambiar la vida de mucha gente, como DACA cambio la mía. DACA para mi ha sido una bendición”, dijo el maestro de 24 años, quien llegó de México hace 10 a este país y pudo ser elegible para beneficiarse de la orden ejecutiva Acción Diferida que el presidente Obama emitió en 2012, mejor conocida como DACA.

Jiménez es un maestro de educación especial en Franklin High School en Highland Park, al noreste de Los Ángeles. Él espera que se apruebe esta nueva propuesta del Dream Act  para que sus estudiantes indocumentados como él puedan tener mejores oportunidades.

“Antes de que me convirtiera en beneficiario de DACA ir directamente a una universidad de 4 años estaba fuera de mi alcance. Aún cuando en la High School tenia buenas calificaciones, no pude aspirar mas que a ir a un colegio comunitario”, recordó el maestro.

“Por mi estatus migratorio no pude solicitar ayuda financiera, becas. Se me cerraron esas puertas, eran demasiadas barreras”, dijo Jimenez quien soñaba con asistir a la Universidad de California Los Angeles (UCLA) pero sabia que simplemente estaba fuera de su alcance.

De aprobarse la ley Dream Act, cuya primera version se emitió en 2001 y luego también sin éxito en 2010, permitiría que los estados otorguen a dichos a estudiantes indocumentados tarifas universitarias a costo de residentes estatales y no las que les cobran como estudiantes extranjeros.

Jimenez, un egresado del programa Teach for America, una organización que recluta y prepara maestros para enseñar en escuelas de alta necesidad, trabaja con estudiantes indocumentados de los grados 9 al 12, para quienes espera su vida sea mucho mas fácil de aprobarse esta ley.

“Quiero que tengan la oportunidad de ser exitosos en este país. Es muy difícil cuando te dicen que no eres americano, cuando uno no conoce otro país más que este. Deberíamos tener la oportunidad de convertirnos americanos en papel”, dijo el maestro. “Quiero que tengan las oportunidades de ir a la universidad y muchas otras cosas que fueron imposibles para mi”.

Tras la presentación de la propuesta de ley por el senador republicano Lindsey Graham y el democrata Dick Durbin el jueves, la presidenta de Teach For America (TFA), Elisa Villanueva Beard declaró en un comunicado que espera que esta iniciativa de ley sea una medida permanente para proteger a  estudiantes vulnerables y expandir su acceso a una educación de alta calidad.

“En Teach For America creemos que cada niño merece una educación equitativa y de excelencia. Privar a cualquier estudiante de la oportunidad de aprender y crecer en nuestras aulas priva a nuestro país de futuros líderes y contribuyentes a nuestra sociedad y economía”, señaló Villanueva Beard.

Unos 140 miembros de TFA con estatus DACA trabajan los salones de clases en escuelas de alta necesidad alrededor del país, incluyendo Los Ángeles, donde se estima que en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), 1 de cada 4 estudiantes podría estar indocumentado o tener un padre que no tiene documentos. En California, se estima que unos  250,000 niños son indocumentados. 

“Creemos que estos individuos merecen el derecho de conseguir títulos universitarios y carreras sin la amenaza de deportación.”, dijo  la presidenta de TFA y señalo que los nuevos miembros de TFA  están recibiendo este verano entrenamiento, liderado por otros maestros y egresados con estatus DACA, sobre cómo apoyar a estudiantes y familias indocumentadas y crear espacios seguros de aprendizaje.

El miedo a la deportación ensombrece la vida de cientos de miles de jóvenes como Jimenez quien a pesar de estar protegido por DACA, sabe que su permanencia en este país no es garantizada.

“Quisiera ya no sentir miedo”, dijo Jimenez. “Aunque por ahora estoy seguro con DACA, quiero dejar de sentir el temor y la incertidumbre de que va a pasar cada vez que hay una nueva administración (gobierno). Mi mas grande sueño es poder convertirme en ciudadano de este país”.

“Esperamos que el presidente Trump y el liderazgo en el congreso mueva a nuestro país hacia adelante. Apoyamos esta propuesta y lucharemos intensamente para que DACA continue protegiendo a nuestros jovenes inmigrantes”, dijo Angelica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos  de los Inmigrantes ,con sede en Los Ángeles (CHIRLA).

Actualmente DACA corre peligro ante la posible demanda que Texas y otros nueve estados han amenazado con interponer si la administración Trump no elimina el programa antes del 5 de septiembre.

El nuevo proyecto de ley permitiria la legalización y eventual ciudadanía de jóvenes que llegaron al pais antes de  los 17 años de edad; se hayan graduado de la preparatoria o obtenido su GED, estén cursando la universidad,  hayan prestado al menos dos años de servicio militar y en sus antecedentes no haya un registro criminal.

 

 

Leer siguiente